14 de mayo de 2008
14.05.2008

El mago de los números

El calculista Alberto Coto, que ayer realizó una exhibición en La Carriona, se prepara ya para el mundial de cálculo

14.05.2008 | 02:00
Alberto Coto explica su método de cálculo, ayer, a alumnos del Colegio Público La Carriona..

Amaya P. GIÓN

Boquiabiertos, sorprendidos e impresionados. Así se quedaron ayer alumnos y profesores del Colegio Público La Carriona al comprobar, de primera mano, las facultades del plusmarquista mundial de suma y multiplicación, el langreano Alberto Coto. El premio «Guinness», que ofreció una lección magistral a una treintena de alumnos de tercero a sexto curso en el marco de la semana cultural del centro, anunció que participará en el próximo Campeonato del Mundo de cálculo, que se celebrará en Alemania a finales de junio. La que es considerada la mente más rápida del mundo intentará revalidar el Campeonato mundial. El método para conseguirlo: «Entrenamiento diario y mucha capacidad de concentración, además de una habilidad innata», apuntó.


Coto sorprendió a los escolares en escasos segundos al plantearles un ejercicio: multiplicar por dos el día en que nacieron, sumarle cuatro, multiplicar el resultado por 50, sumar el mes en que nacieron, multiplicarlo por 100, restarle la edad actual y dividir todo entre dos.


-30.495,5-, le dijo un niño.


-Naciste el 4 de octubre de 1998, un domingo. Tu último cumpleaños fue un jueves. Este año será un sábado-, respondió Coto al instante.


El calculista explicó a los pequeños su método. «Esto no es magia. Si fuese un mago no lo contaría. Es matemática y cálculo», dijo a los alumnos. La calculadora humana está rodeada de códigos numéricos. Para Coto, tal y como explicó a los alumnos de la Carriona, los meses son números: Enero es el cero, febrero y marzo el tres, abril el seis, mayo el uno, junio el cuatro, julio el seis, agosto el dos, septiembre el cinco, octubre el cero, noviembre el tres y diciembre el cinco. A partir de ahí, realiza sus cálculos.


En tan sólo doce segundos calculó que el resultado de multiplicar 35.238 por 26.842 es 945.858.396. «Hay que saber muy bien las tablas de multiplicar», aconsejó a los alumnos, que no daban crédito ante la rapidez del que, por un día, se convirtió en su profesor de Matemáticas. «Los calculistas que se presentan a los campeonatos se saben de memoria hasta la tabla de multiplicar del cien», les dijo. Si sorprendidos estaban las pequeños, otro tanto sus profesores. «Yo ya lo había visto, pero me sigue pareciendo increíble», comentaban entre ellos. Alberto Coto ya se prepara para el Mundial de cálculo de junio, aunque antes tiene otros proyectos. El viernes viaja a México, donde ofrecerá una serie de conferencias en varias universidades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine