23 de mayo de 2008
23.05.2008
40 Años
40 Años

SITAZ agradece las adhesiones en favor de la tarifa eléctrica bonificada

El sindicato independiente de Azsa afronta con optimismo la negociación del convenio pese a la amenaza energética

23.05.2008 | 02:00

F. L. J.

El Sindicato Independiente de Trabajadores de Asturiana de Zinc (SITAZ), segunda fuerza sindical dentro de la fábrica de San Juan de Nieva, da por concluida la ronda de contactos que mantuvo durante los últimos días con responsables políticos de la comarca a los que se dio traslado de la inquietud existente en la empresa castrillonense por el anuncio del Ministerio de Industria de que próximamente suprimirá la tarifa eléctrica bonificada (G4), una ventaja energética que permite a Azsa pagar la electricidad que consume hasta tres veces más barata que el precio doméstico. También estos días, el sindicato UGT se ha movilizado en favor de la continuidad del actual menú tarifario de las grandes industrias.


Roberto Suárez, portavoz de la central independiente, aseguró que los representantes de SITAZ sacan conclusiones favorables de las entrevistas mantenidas y agradeció la predisposición mostrada por las autoridades comarcales para apoyar a Azsa y a otras empresas de la comarca como Alcoa y Arcelor en su campaña en favor del mantenimiento de la tarifa G4.


Los sindicalistas de SITAZ se entrevistaron con miembros del equipo de gobierno de Gozón (municipio donde se ubica Alcoa) y de la Corporación de Castrillón (donde está la propia fábrica de Azsa). En ambos casos lograron la promesa de que los ayuntamientos enviarían cartas al Ministerio de Industria demandando soluciones para la problemática que le crearía a Azsa la supresión de la tarifa G4.


Por otra parte, Roberto Suárez manifestó que SITAZ no ve razones para que la problemática eléctrica interfiera en la negociación del convenio, ya abierta hace semanas y ahora detenida por unos días -se reanudará el día 29- para que cada parte analice las ofertas presentadas por el otro interlocutor, que en el caso de la empresa se basa en la contención de costes. «No es la primera vez que negociamos un convenio colectivo en un escenario complejo; ocurrió cuando el precio del mineral se había disparado y también otras veces hubo amenaza latente de subida del precio de la electricidad», declaró Suárez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine