27 de mayo de 2008
27.05.2008
 

Piden 3 años de cárcel para un conductor acusado de un atropello mortal en Valdés

La fiscalía imputa al joven homicidio imprudente y conducción temeraria

27.05.2008 | 02:00

A. P. G.

Un conductor valdesano afronta esta mañana tres años de cárcel acusado de atropellar a un joven motorista en Valdés, de 22 años, que perdió la vida por las graves lesiones que sufrió en el accidente. La fiscalía considera que el imputado, que será procesado en el Juzgado de lo penal avilesino, cometió un delito de homicidio imprudente y otro de conducción temeraria. La acusación pública reclama, además, indemnizaciones para los padres de la víctima que superan los 100.000 euros.


Los hechos que hoy se juzgan se produjeron pasadas las diez de la noche del 4 de abril del pasado año. El acusado, J. F. A. R., circulaba entonces en un Seat León con placa 6948-CNZ por la AS-222 (San Martín de Luiña- Brieves, en Valdés), según recoge el escrito de acusación.


El siniestro se produjo en el cruce entre esta vía con la carretera de Carcedo, donde existe una curva cerrada hacia la derecha y con escasa visibilidad. Según especifica la fiscalía en su calificación de los hechos, el entronque se encontraba «debidamente iluminado con farolas de alumbrado público, señalizado y configurado con isletas centrales de separación de los carriles, así como delimitado el carril tanto para los que acceden a la carretera secundaria del carril como para los que salen de ella».


El conductor, de 27 años y siempre según la misma versión, se adentró en la carretera secundaria por el carril destinado a los vehículos que salían de la misma «sin respetar lo más mínimo la señalización» y «sin detenerse a observar las circunstancias del tráfico».


Fue entonces cuando se encontró de frente con J. F. C., que circulaba correctamente en un ciclomotor, matrícula C-3628-BFD, propiedad de su padre. El joven no pudo evitar la colisión, añade la acusación pública. El motorista, de 23 años, falleció como consecuencias de las graves heridas que sufrió en el accidente, según esta versión.


La fiscalía considera que el conductor del turismo, cuyos intereses defiende el letrado José Antonio Suárez Suárez, incurrió en un delito de homicidio por imprudencia y otro de conducción temeraria por los que solicitará ante el tribunal, inicialmente, una pena de tres años de cárcel así como que se le prohíba conducir vehículos a motor y ciclomotores durante cuatro años.


Además, reclama que el imputado (o subsidiariamente la compañía aseguradora del vehículo) indemnice a los padres del joven fallecido con 100.000 euros por los daños y perjuicios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine