29 de mayo de 2008
29.05.2008

Los médicos de Avilés mantienen su intención de dimitir en junio

Los coordinadores dicen que la renuncia de la gerente les «descolocó» y critican a Quirós por «confundir términos»

29.05.2008 | 02:00
Antonio Navarro Bidegaín.

M. MANCISIDOR

«Vemos difícil revocar el órdago que le lanzamos a Salud, más aún después de lo que pasó con el director médico y la gerencia de Primaria», afirmaron ayer los nueve coordinadores médicos del área sanitaria avilesina que desde hace días trabajan con la vista puesta en el 1 de junio, fecha que los facultativos han puesto como tope para la retirada del plan de modificación de turnos laborales que auspicia el consejero José Ramón Quirós.


Los profesionales sanitarios, que hoy mantendrán una reunión con la gerente del Servicio de Salud para debatir su situación, se mostraron escépticos. La renuncia de la gerente de Primaria de Avilés, Milagros Moreno, tras ser desautorizada por Quirós por plantear una reforma sanitaria aún en estudio, hace que los nueve coordinadores -en el área hay diez en total- sumen un punto más a favor de su dimisión. «Estamos enormemente descolocados tras lo que ocurrió con Milagros Moreno (ex gerente y pediatra) y Agustín Sánchez (ex director y médico de familia)», añadieron los facultativos, quienes ayer participaron en un pequeño homenaje que la gerencia de Primaria organizó en el consultorio de El Quirinal para despedir a ambos sanitarios.


Destacaron, además, que Salud pretende confundir a la población con los términos que utiliza. «No son lo mismo las guardias que las consultas de tarde, ambos términos que Quirós utiliza indistintamente no tienen nada que ver», señalaron los coordinadores de los centros de salud de Avilés.


El pasado 28 de abril, precisamente, el comité técnico del área en el que participaron los coordinadores, se reunieron en la gerencia de Atención Primaria de Avilés para ofrecer propuestas ante la implantación de consultas ordinarias en horario de tarde. Entonces, los asistentes al encuentro afirmaron que si de facto fuese necesario organizar la atención en horario de tarde se debería ampliar la plantilla con «cupos de tarde». El comité técnico se decantó también durante el encuentro por un modelo de trabajo que incluyera cinco mañanas más una prolongación de tarde voluntaria e incentivada.


Estos incentivos, según figura en el acta de la sesión de trabajo, podrían ser tanto de tipo económico como otros ligados a la carrera profesional. No obstante, los sanitarios también apuntaban posibles inconvenientes de este sistema como, por ejemplo, la falta de paridad entre los médicos o que, debido al trabajo voluntario, la cobertura asistencial fuera insuficiente. Por este motivo proponían configurar agendas limitadas en horas y número de citas. Ahora les toca debatir con Salud.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine