31 de mayo de 2008
31.05.2008

Prisión para el presunto homicida de Valgranda, que alega defensa propia

El acusado se mostró «arrepentido» durante su declaración ante la juez

31.05.2008 | 02:00
El presunto homicida, ayer, entrando en el Juzgado de Avilés.

T. CEMBRANOS

El presunto homicida de Valgranda, R. A. A. T., reconoció ayer ante la juez ser el autor de las puñaladas que acabaron con la vida de Santiago Dacal López el pasado jueves, aunque, aseguró, fueron en «defensa propia». Tras una hora de declaración, la magistrada decretó su ingreso en prisión, comunicado y sin fianza, por homicidio. La Policía Nacional considera que la disputa se produjo por motivos económicos, según las primeras hipótesis, ya que el imputado se negó a declarar ante los agentes.


En el relato de los hechos, el presunto autor dijo que había mantenido una pelea con la víctima. Aseguró que las puñaladas que causaron su muerte se produjeron durante el forcejeo y que sólo se defendió de las agresiones que le propinó Dacal, según informaron ayer fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Asturias. R. A. A. T., de 58 años, se encuentra ya en la prisión de Villabona.


El acusado, que se mostró «muy arrepentido» durante su declaración, según fuentes judiciales, se podría enfrentar a una pena de entre 10 y 15 años de prisión, condenas que establecen el Código Penal por homicidio, delito que le imputa la magistrada titular de Primera instancia e instrucción número 2 de Avilés. Según informaron fuentes judiciales, la fiscal a cargo del caso había solicitado un delito de asesinato, mientras que la defensa recurrirá el auto de prisión. La instrucción continúa abierta a expensas de las conclusiones de los forenses, la posible búsqueda de nuevas pruebas además del análisis de las ya halladas en el escenario del crimen y en el domicilio del presunto homicida.


Los hechos que la juez imputa a R. A. A. T. ocurrieron el pasado jueves al mediodía en una vivienda de protección social ubicada en la carretera de San Cristóbal, en el barrio de Valgranda. Entonces, los hombres tuvieron un fuerte enfrentamiento, utilizando armas blancas, que culminó cuando el ahora encarcelado apuñaló a la víctima en el tórax y en el costado.


El acusado huyó del lugar en un taxi, que abandonó en la avenida de Gijón, y fue detenido media hora después de cometer el homicidio en los alrededores del campo de fútbol de La Toba, según la versión policial. Dacal falleció en el Hospital San Agustín por la gravedad de las heridas.


La capilla ardiente de Santiago Dacal López, de 50 años, permanecerá abierta durante toda la mañana de hoy en el tanatorio de Avilés. Luego, a las cinco de la tarde, en la iglesia de Cristo Rey de Versalles, se oficiará el funeral. Será incinerado. Dacal deja mujer, dos hijos, además de padres, hermanos y demás familia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine