01 de octubre de 2008
01.10.2008

Largo recorrido para tres kilómetros

Confederación Hidrográfica ultima ya las obras de construcción de la senda fluvial desde Raíces hasta las instalaciones del puerto

01.10.2008 | 02:00
Aspecto que presentaba ayer por la tarde el acceso a la senda fluvial en Raíces Viejo.

Salinas, Inés MONTES


Las obras del último tramo de la senda fluvial del río Raíces, el más largo, que va desde Raíces Viejo hasta la desembocadura en la ría de Avilés, están a punto de concluir. Los operarios realizan estos días las labores de embellecimiento de los elementos decorativos como las vallas de cierre y acceso al paseo que son de madera tratada. Las obras se iniciaron en el verano de 2007 y costaron 2.655.147 euros financiados en un 70 por ciento por el Ministerio de Medio Ambiente a través de la Confederación Hidrográfica; el 21 por ciento por el Principado y el 9 por ciento restante por el Ayuntamiento de Castrillón.


Los vecinos no han esperado a la inauguración oficial del nuevo paseo, al que se puede acceder desde Raíces Viejo y desde las inmediaciones del Peñón de Raíces, muy cerca de Raíces Nuevo, y los más curiosos ya se han adentrado por la pasarela en la que, en los próximos días se instalarán farolas, bancos y papeleras. El mobiliario será similar al de la senda fluvial de Salinas a Piedras Blancas.


La senda que parte del puente del río, en Raíces Viejo y concluye en las proximidades de la desembocadura del cauce, cerca de la ría de Avilés, tiene una longitud de 3,3 kilómetros. Con la ejecución de este proyecto no sólo se recuperan terrenos degradados para uso público, también es ya una realidad el encauzamiento del Raíces que evitará las riadas que afectaban a los vecinos que viven a orillas del río en la localidad de Raíces Viejo.


Los afectados han tenido que esperar casi 50 años a que las administraciones tomaran medidas para impedir que sus viviendas se inundaran por el desbordamiento del río debido a la escasa capacidad hidráulica del cauce, con pendientes muy reducidas y la presencia de azudes. El primer proyecto para canalizar el curso bajo del río Raíces data de los años 50 del pasado siglo. En la década de los setenta se redactó otro proyecto y varios más en los últimos 30 años, hasta el actual.


Una vez que se abra el último tramo de la senda fluvial, los usuarios tendrán un paseo peatonal de 4,7 kilómetros que transcurre desde las instalaciones portuarias hasta Piedras Blancas, en el que las administraciones públicas han invertido cuatro millones de euros.


El tramo de Piedras Blancas a Salinas de 1.350 metros de longitud se inauguró en mayo de 2007 y supuso una inversión de 1,5 millones de euros. En los cuatro años anteriores, la Confederación Hidrográfica había acometido la recuperación de las riberas del río Raíces entre el puente de la calle Piñole de Salinas y El Agüil. Unos trabajos que mejoraron unos 300 metros que permitieron la recuperación de zonas verdes para uso público, hasta entonces bastante degradadas.


El objetivo final de las actuaciones durante estos años en el tramo final del río Raíces es conseguir que un río, tan expoliado por el uso indiscriminado de sus riberas, vuelva a recuperar sus características naturales. Un objetivo que está a punto de culminar una labor que ha permitido que una amplia colonia de patos vivan en las riberas urbanas del Raíces.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído