09 de octubre de 2008
09.10.2008
 

Ignacio Martínez, dentista: «Sin bacterias no hay caries, un buen cepillado es básico»

El estomatólogo dice que ciertos alimentos favorecen la aparición de infecciones

09.10.2008 | 02:00
Ignacio Martínez, dentista: «Sin bacterias no hay caries, un buen cepillado es básico»

Myriam MANCISIDOR


«Si no hay bacterias, no hay caries: un buen cepillado es garantía de salud dental», afirmó ayer el médico estomatólogo Ignacio Martínez durante la ponencia que ofreció en el club LA NUEVA ESPAÑA de Avilés bajo el título «La salud comienza por su boca». Esteban estuvo arropado por la directora de gestión de la Clínica Covadonga, Ana Fernández Covas, quien a su vez es cofrade del Colesterol, entidad que ha inaugurado con esta charla los actos previos a la entrega de los galardones del colectivo, que tendrá lugar el próximo sábado.


Esteban incidió durante su intervención en la importancia de cumplir con una buena higiene dental, piedra angular en el cuidado de la dentadura así como de toda la cavidad bucal. La formación de la placa dental -una especie de película pegajosa y bacteriana- es un proceso inherente a la ingesta y masticación de los alimentos que se puede controlar eliminando y retardando su aparición. Cuando la placa se acumula puede dar lugar a caries.


«Y la caries es una enfermedad infecciosa multifactorial que se caracteriza por la destrucción de los tejidos duros del diente como consecuencia de la desmineralización que provoca la placa bacteriana», explicó el médico estomatólogo, quien a modo anecdótico destacó que la caries es la enfermedad más frecuente en el mundo. Añadió, además: «En la caries influyen también la morfología y lugar del diente, la dieta (especialmente si es rica en azúcares), el tiempo y las bacterias».


Determinados alimentos, según Ignacio Martínez Esteban, también participan en la formación de caries. Estos productos de «alto riesgo» o cariogénicos son las uvas, las galletas, el chocolate, las patatas fritas o las chucherías así como los alimentos viscosos que se quedan pegados a los dientes. Al contrario existen productos anticariogénicos como el queso que impiden que la placa reconozca alimentos cariogénicos. «Es bueno consumir sustitutos del azúcar y, en caso de no poder lavarse los dientes tras una comida, es recomendable mascar un chicle sin azúcar o comer una manzana», explicó Esteban. Afirmó, a su vez, que gestos comunes como comer gajos de limón «son fuentes de caries por la acidez».


«En la formación de caries también influyen los hábitos higiénicos, el cepillado, el uso que se haga de la seda dental, del cepillo eléctrico o los colutorios», recalcó el estomatólogo, quien descartó que los cepillos eléctricos cumplan su función mejor que los manuales.


Martínez Esteban, que ofreció también consejos sobre nutrición y salud oral, atendió tras la ponencia las preguntas que le realizó el público que asistió al Club de prensa de LA NUEVA ESPAÑA. Destacó, por ejemplo, que el mal aliento lo suele provocar un problema bucal aunque existen enfermedades pulmonares que se presentan así. Afirmó también que en la salud bucodental influyen factores culturales y sociales.


La ponencia del estomatólogo Martínez Esteban fue la primera del nuevo ciclo de conferencias que organiza el Club de prensa de LA NUEVA ESPAÑA. Mañana, jueves, tendrá lugar una nueva charla -«Alimentos con vista»- moderada igualmente por Victoria Fidalgo. Intervendrán Sabino González, presidente de la Cofradía del Colesterol; Juan Antonio Álvarez, gerente de óptica Ferroñes y Carmen García, diplomada en Óptica. CLUB LA NUEVA ESPAÑA de Avilés

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído