01 de julio de 2009
01.07.2009
 

El ataque de un detenido obliga a dos guardias a hacerse la prueba del sida

Un hombre que decía estar infectado del VIH la emprendió a mordiscos con los agentes de la Benemérita en Luanco

01.07.2009 | 02:00

Luanco,


Illán GARCÍA


Dos agentes de la Guardia Civil tendrán que hacerse las pruebas del VIH -virus del sida-, según comunicaron fuentes de la Policía Local, después de que un hombre les propinara sendos mordiscos tras ser detenido el pasado sábado en Luanco por altercados en la estación de autobuses. Los resultados de las pruebas médicas se conocerán en los próximos días.


Al parecer, el detenido, minutos antes de ser reducido por la Benemérita, siempre según el testimonio policial, lanzó un cuchillo a los agentes en las inmediaciones de la estación de autobuses. El hombre también mordió en un brazo a un agente, según las mismas fuentes, y gritó: «Ya te contagié el sida». Minutos más tarde, ya en las dependencias de la Guardia Civil, mordió a otro. El detenido, según fuentes consultadas, salió hace unos meses de prisión tras cumplir una condena de algo más de un lustro.


Testigos presenciales en la estación de autobuses el pasado sábado aseguraron que el individuo «bebido y drogado», según dicen, sacó un arma blanca tras una pequeña discusión con una pareja, que esperaba un autobús. Una dotación de la Guardia Civil se personó en la zona con la intención de reducir al individuo. El detenido llegó incluso a lanzar un arma blanca a uno de los agentes, según destacaron fuentes consultadas. El personal de la cafetería de la estación de autobuses aseguró que, debido a altercados anteriores, el detenido el pasado sábado es persona «non grata» en el establecimiento hostelero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook