13 de julio de 2009
13.07.2009

La «Reina del Mar» vuelve al No-Do

Después de veinte años, el barrio vuelve a coronar a las jóvenes en las fiestas en honor de la Virgen de las Mareas

13.07.2009 | 02:00
En la fila de atrás, desde la izquierda, la «Reina del Mar», Ainoa Rodríguez; las damas, Tamara Cuesta y Jennyfer Serrano, y la «Reinina del Mar», Rebeca Fernández. En primera fila, las «daminas», Malena Marino y Ángela Fernández.

Andrea SUÁREZ

Aunque la festividad en honor de la Virgen de las Mareas comienza oficialmente el próximo viernes, en el barrio del No-Do ya se respira ambiente de fiesta. La «reina del mar» y la «reinina del mar» han vuelto por aclamación popular. Tras veinte años sin aparecer por el barrio, este año los votos de los vecinos las han vuelto a elegir. Son Ainoa Rodríguez («Reina») y Rebeca Fernández («Reinina»), que estarán acompañadas de sus respectivas damas y daminas: Jennyfer Serrano, Tamara Cuesta, Malena Marino y Ángela Fernández.


A pesar del cierto protagonismo que conlleva su categoría, las chicas aseguran no estar nerviosas. De hecho, la «Reinina», Rebeca Fernández, de 9 años, fue también la «xanina» del Bollo de Pascua. «Ya tiene tablas», bromean. «Sólo esperamos que las fiestas salgan bien y que sean divertidas. Tenemos mucha ilusión», explica la segunda dama, Tamara Cuesta. Lo que tienen seguro es que se van «a ver obligadas a salir de rebajas» para ampliar el vestuario de estos días de «ajetreo», comentan entre risas.


Entre los días 17 y 19, los vecinos del No-Do podrán disfrutar de un gran número de actividades, para grandes y pequeños, que tendrán como colofón una gran espicha de hermandad en la calle y fuegos artificiales. «El barrio quedó con gente muy mayor con el paso de los años, está muy envejecido, pero en la comida de hermandad vienen todos los hijos y nietos», explica Luisa Santos, presidenta de la asociación de vecinos y parte de la comisión de festejos. Los niños son el público más fiel. «Salen de debajo de las piedras», bromea Santos, por lo que los juegos infantiles son uno de los platos fuertes. Una «gymkhana», colchonetas hinchables, torneos de fútbol sala, carreras de sacos o una guerra de globos de agua, entre otros, será lo que les espere a los más pequeños del No-Do. Además, los vecinos contarán con las tradicionales verbenas nocturnas y la misa por los marineros en la mañana del domingo.


A esta fiesta no le falta de nada, a pesar de que durante doce años la Cofradía de Pescadores no pudo celebrarla por motivos económicos. La crisis tampoco parece ser ninguna amenaza para llevar a buen puerto -y nunca mejor dicho- esta festividad. «La verdad es que hay que agradecer a mucha gente su colaboración. Desde establecimientos hasta personas a título individual», manifiesta la presidenta. « Es verdad que no estamos para andar derrochando, pero querer es poder y si no se puede contratar una orquesta cara, pues habrá que coger una algo más corriente, y si no, que se ponga alguien al teclado, que ya bailamos nosotros», sentencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook