21 de julio de 2009
21.07.2009
 

La elección del trazado de la Ronda Norte, a expensas del dinero que aporte Fomento

Infraestructuras tiene sobre la mesa varias opciones, a la espera de que la reunión con José Blanco fructifique en un compromiso concreto

21.07.2009 | 02:00

E. C. / V. M.

La decisión final sobre el trazado para la Ronda Norte la determinará el dinero que esté dispuesto a aportar el Ministerio de Fomento, según reconocieron ayer fuentes próximas al Principado. La Consejería de Infraestructuras tiene sobre la mesa varias opciones de trazado, pero es consciente de que la elección no dependerá sólo de su idoneidad, sino del dinero que esté dispuesto a aportar el Ministerio de Fomento, que es la Administración que costeará la obra. Todas las alternativas buscan el menor impacto para Avilés y Castrillón. Conciliar los intereses de las distintas administraciones es una de las principales dificultades, junto a la económica: no en vano la presión de Castrillón hizo que el Principado abandonara el trazado inicial, que iba a discurrir próximo al peñón de Raíces.


Las diferentes alternativas no descartan tampoco un trayecto que discurra por la margen derecha de la vía de Avilés, pero el coste económico de un puente o de un túnel hace que esta opción esté prácticamente descartada. Otro organismo que se ha fijado también en la margen derecha de la ría es la Dirección General de Ferrocarriles, que busca alternativas para eliminar la barrera ferroviaria, y que encargó un estudio que estará listo en el mes de noviembre.


La Ronda Norte, pues, está a la espera de financiación. Según fuentes del Principado, de momento no hay un trazado que tenga más posibilidades de ser el elegido para solucionar el problema de accesos del puerto. Esta infraestructura, además, permitirá la posibilidad de eliminar la arteria del puerto, que se alza como principal obstáculo entre la ciudad y el Niemeyer.


De la Ronda Norte se empezó a hablar en el año 2002, y constituye uno de los proyectos más retrasados de la ciudad. Hace ya un año y dos meses que la Junta General obligó por unanimidad al Gobierno a volver a negociar con Castrillón y Avilés el trayecto, al que se oponían los castrillonenses por su impacto en el entorno de Raíces.


Desde entonces la Consejería de Infraestructuras se ha mostrado hermética respecto a la evolución de los trabajos. Lo único que está claro es que el entorno histórico de Raíces no se verá afectado, o al menos no en la misma medida en que le perjudicaba el trayecto desechado. Al Ayuntamiento de Avilés sí le servía aquella propuesta, y, de hecho, pidió al Principado que la pusiera en marcha cuanto antes.


La Ronda Norte ha vuelto también al debate político del Ayuntamiento de Avilés. Así, el PSOE, por una parte, e IU y PP, por otra, se acusan mutuamente de ser los responsables del retraso de la infraestructura. En el último Pleno municipal la alcaldesa, Pilar Varela, aseguró que la culpa la tenían PP e IU por haber presionado en contra del trazado. En respuesta los portavoces de ambos grupos municipales, Constantino Álvarez y Fernando Díaz Rañón, aseguraron que es el PSOE el culpable por no ejercer la suficiente presión al Principado, que debe ofrecer el trazado que más se ajuste a los diferentes intereses en juego, incluido el económico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine