28 de julio de 2009
28.07.2009
 

Riesgo de fractura en el paseo de Salinas

Las mareonas de los últimos días
han dejado al descubierto más de 200 metros de la zapata del muro

28.07.2009 | 02:00
A la izquierda, la zapata del muro junto a los «Gauzones», que dejó al descubierto la acción del mar y, escombros del paseo que se derrumbó en 1990.

Salinas,


Inés MONTES


Las fuertes mareas de las últimas horas han erosionado aún más el muro del paseo marítimo de Salinas. La retirada de arena ha dejado al descubierto la zapata a lo largo de más de doscientos metros del muro, entre el edificio de servicio y el final del paseo, en las inmediaciones de El Espartal. La Demarcación de Costas en Asturias realizará la limpieza de los restos de escombros que la mar ha dejado al descubierto. «Una brigada de limpieza municipal colaborará con Costas en las labores de retirada de los escombros», anunció, a su vez, la alcaldesa de Castrillón, Ángela Vallina.


Las fuertes mareas que arrastran la arena de la playa de Salinas están generando una importante alarma social entre los vecinos de la zona y los bañistas. Algunos, familiarizados con la construcción de las obras civiles, aseguraron a este periódico que el muro «ha sufrido una fractura de obra que puede ocasionar que se venga abajo en la zona centro, como ocurrió en 1990».


Asimismo, estos días, durante las pleamares, entre el edificio de servicios y El Espartal, en las inmediaciones de los edificios «Gauzones», la playa queda inutilizada ya que el agua llega hasta el muro, que azota con vehemencia. Las mareonas son similares a las de invierno. «La situación actual nunca se ha dado en verano, que es cuando la playa recuperaba los áridos que se perdía con los temporales de los meses fríos», explicaron los vecinos.


La zona occidental de la playa, junto a La Peñona, también carece de arena y grandes rocas llevan semanas al descubierto en un tramo del arenal que siempre se caracterizó por su estabilidad. Precisamente aquí se ubicaba la principal zona de baños cada verano.


Ante esta situación, el PP reclamó ayer a Costas la elaboración urgente de un estudio sobre la regeneración de la playa de Salinas y la estabilidad de La Peñona. El portavoz de esta agrupación, Jesús Pablo González-Nuevo Quiñones, indicó que la alarma social «aconseja que Costas redacte ya un informe sobre el estado del arenal». Y añadió: «Quizá sean necesarios aportes periódicos de áridos a la playa si, como parece, los ciclos de regeneración ya no se cumplen de manera natural. No se puede dejar que siga el deterioro».


Los problemas acuciantes que padece la playa de Salinas también se están trasladando a otras zonas del litoral castrillonense. La playa de Arnao ha perdido gran cantidad de arena durante el pasado invierno que, con la llegada del verano, la mar no ha repuesto. «Por el momento el problema en Arnao no es tan grave como en Salinas ya que la pérdida de arena que sufrió en invierno ha sido repuesta en parte. Aun así, hay zonas de grandes pedreros, inusuales hasta ahora en Arnao», concluyó el portavoz del Partido Popular.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine