29 de julio de 2009
29.07.2009

Un hombre muere mientras se bañaba en la playa de San Juan e investigan su identidad

La víctima, de entre 60 y 70 años y complexión fuerte, llevaba una alianza con la inscripción «20-4-66, A. M.»

29.07.2009 | 02:00

San Juan de Nieva,

Amaya P. GIÓN

Un hombre que al cierre de esta edición aún no había sido identificado murió ayer mientras se bañaba en la playa castrillonense de San Juan de Nieva. Miembros del equipo de salvamento con base en este arenal intentaron reanimar en la orilla al varón durante minutos aunque finalmente no pudieron hacer nada por salvar su vida. El suceso se registró en torno a las cinco de la tarde y consternó a los usuarios de la playa de San Juan, abarrotada ayer de bañistas. La víctima no llevaba documentación alguna y durante las casi dos horas que el cadáver permaneció en la playa nadie acudió a reclamarlo. La única pista con la que cuenta la Guardia Civil es una alianza con una fecha y unas iniciales: 20-4-66, A. M.


Fue un socorrista el que divisó a un hombre flotando boca abajo en el lateral izquierdo de la zona acotada para el baño, que ayer estaba permitido, aunque con precaución, en los espacios señalizados por salvamento. Cuatro miembros del servicio de salvamento, con la ayuda de otros bañistas, sacaron el cuerpo a la orilla e intentaron reanimarlo, sin éxito. El coordinador de Salvamento de Castrillón, Ignacio Flórez, alertó al 112-Asturias, que movilizó al grupo de rescate y al SAMU, a uno de los helicópteros medicalizados del Principado (que regresaba del rescate de dos fallecidos en accidente de tráfico en Cangas del Narcea), Policía Local de Castrillón y a la Guardia Civil.


El cadáver permaneció durante casi dos horas en la caseta de socorrismo a la espera de que un juez ordenara el levantamiento del cadáver. En el lugar de la tragedia se personó la alcaldesa castrillonense, Ángela Vallina, y una médica forense que examinó el cuerpo si bien no pudo determinar si el bañista pereció ahogado o por otra causa. Lo único que ha trascendido de la víctima es que se trata de un hombre de complexión fuerte y de entre unos 60 y 70 años.


A las siete de la tarde una jueza ordenó el levantamiento del cuerpo, que fue trasladado en una funeraria al tanatorio de La Carriona, donde está previsto que hoy se le realice la autopsia para determinar la causa de la muerte.


Al cierre de esta edición agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local intentaban localizar el vehículo del fallecido junto a un joven que se personó horas antes en la playa en busca de su tío.


Precisamente ayer se cumplía una semana de la muerte por ahogamiento de un leonés de 66 años en la playa de Rodiles (Villaviciosa). El arenal castrillonense se vistió ayer de luto con la primera víctima mortal de la temporada estival. La de 2008 se cerró sin muertes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook