21 de febrero de 2010
21.02.2010
 

El PP siembra dudas sobre la limpieza de la adjudicación de la obra del Niemeyer a Sedes

Los populares desvelan una supuesta trama para favorecer a la empresa pese a que no era la oferta más barata

21.02.2010 | 01:00
El auditorio del Niemeyer, en fase de cerramiento de su cubierta.

Teresa CEMBRANOS

Las obras de construcción del centro cultural Oscar Niemeyer se están convirtiendo en el pimpampum de los partidos avilesinos . Ayer, el PP denunció que los trabajos acumulan ya más de cinco meses de retraso y calcula que, cuando se inaugure el complejo, los plazos previstos por la empresa adjudicataria, Sedes, se habrán sobrepasado «en casi dos años». Pero Joaquín Aréstegui, diputado regional y presidente de los populares en Avilés, fue más allá y aseguró que la concesión de las obras a Sedes «fue sospechosa» debido a la estrecha relación que existe entre el entonces arquitecto de la Agencia para el Desarrollo en Proyectos Culturales, Alejandro Alcázar, quien avaló la concesión del trabajo a Sedes -empresa para la que ahora trabaja, según el PP-, y el ex gerente de Sedes, Santiago Caicoya, que dirigió la Agencia y contrató a ese arquitecto. Para esclarecer las dudas que suscita todo lo que rodea al Niemeyer, el grupo parlamentario del PP ya ha pedido la comparecencia de la consejera de Cultura, Mercedes Álvarez, en la Junta del Principado.


Aréstegui, con documentación en la mano, realizó un repaso de cómo se gestó la obra del complejo cultural. Así, explicó que Sedes ganó el concurso frente a una veintena de empresas al ofertar 25,9 millones de presupuesto y un plazo de ejecución de 16 meses (el que proponía el Principado era de 24 meses). «El acta de replanteo se firmó el 8 de abril de 2008; ahí ya comienzan las obras, que debería haber entregado en septiembre de 2009, pero entonces sólo estaba ejecutados el 36,8 por ciento de los trabajos. Meses después se reprogramaron los plazos y se dio a Sedes un año más, por lo que las obras deberían concluir en septiembre de 2010. La empresa ya no cumplió el primer plazo y parece que el segundo tampoco, ya que ahora se dice que el centro cultural no abrirá hasta 2011», explicó el diputado regional.


Ante esto, Aréstegui se pregunta por qué se adjudicó a Sedes las obras cuando otras de las empresas que optaron al concurso presentaron mejores ofertas económicas y plazos similares. En el informe del arquitecto jefe de la Agencia, Alejandro Alcázar, se indica que Sedes es la que mejor puntúa porque «desarrolla y estudia claramente aspectos fundamentales como la estructura y la cimentación». También dice que cumple el plazo estipulado y que conoce «muy bien la obra a realizar». «Si conocía perfectamente la obra, por qué ahora dicen que la construcción se retrasa por hacer el aparcamiento subterráneo, cuando era algo que ya estaba previsto. Esa coartada no es creíble. Nos han estado engañando con el transcurso de las obras y Sedes va a duplicar los plazos previstos», aseveró.


Aréstegui hizo referencia también a las declaraciones del portavoz de IU, Fernando Díaz Rañón. «El PSOE siempre hace uso electoral del Niemeyer y, en eso, Rañón ha sido un cómplice marginando. Lo que tiene ahora Rañón es un ataque de cuernos porque ve que se acercan las elecciones y se siente ninguneado. El PSOE es avaro repartiendo protagonismos», afirmó el presidente del PP de Avilés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook