22 de febrero de 2010
22.02.2010
Gozón

Un millar de personas sale a la calle en contra de la instalación de una subestación eléctrica

Representantes de todos los grupos políticos, incluido el portavoz socialista, participaron en la manifestación

22.02.2010 | 01:00

Luanco,

Braulio FERNÁNDEZ

«No a la subestación en Gozón». Con este lema se manifestaron ayer en Luanco en torno a mil personas contrarias a los planes de Red Eléctrica Española de instalar una subestación eléctrica en el concejo. La movilización convocada por el consejo vecinal gozoniego, que agrupa a todas las asociaciones de vecinos, contó a su vez con representantes de todas las fuerzas políticas de la Corporación municipal. Así, también acudió el portavoz del PSOE, Luis Morán, pese a que no participó en el acto de convocatoria realizado por los vecinos el pasado viernes siguiendo las directrices de su partido a nivel regional, el único que se negó a recibir días atrás al consejo vecinal.

La movilización tuvo también un amplio seguimiento por parte de las asociaciones de vecinos de Carreño, con representantes de varios colectivos que rechazan igualmente la instalación industrial ya que atravesará dicho concejo con tendidos eléctricos a lo largo de diez kilómetros para llevar la energía entre Aboño, cerca de Gijón, y Gozón. La manifestación estuvo encabezada por el alcalde de Gozón, Salvador Fernández (PP). «Siempre hemos apoyado la reivindicación vecinal y esta vez no iba a ser menos», dijo el popular. Y subrayó: «Gozón rechaza las tres alternativas planteadas por Red Eléctrica Española. La zona industrial está en Avilés, pero las tres opciones se han circunscrito en Gozón y no lo entendemos».

La comitiva manifestante partió a las 13.00 horas del campo de fútbol de Miramar, recorrió algunas de las principales calles de la villa, pasó por el parque de Zapardel y llegó finalmente a la plaza del Ayuntamiento, donde una vecina de Cardo, Esther Llamazares, leyó un comunicado en el que se señalaron los motivos por los que el concejo rechaza la instalación de esta subestación que servirá para la exportación de energía. «La oposición de los vecinos se basa en los efectos negativos que ocasionará por el impacto paisajístico, tanto por las líneas como por la central, por la afección de la salud de los colindantes a causa de los campos electromagnéticos, por el aumento de ruidos, posibilidad de incendios forestales o posibles escapes de gases», sentenció Llamazares.

También se agradeció especialmente la presencia de los vecinos de Carreño, aunque no acudió ningún representante político de esa Corporación, y del diputado regional del PP Luis Peláez. No hubo incidentes durante el recorrido, que estuvo vigilado por la Policía Local de Gozón y la Guardia Civil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído