04 de mayo de 2010
04.05.2010
El mercado de los productos de la mar
 

El plan de centralización pesquera en Avilés encalla por discrepancias con las cofradías

Los pescadores de otros puertos exigen que la subasta de sus capturas excedentes se haga por la mañana para evitar la depreciación del pescado

04.05.2010 | 02:00
Cajas de xarda, en la nueva rula de Avilés.

Francisco L. JIMÉNEZ
F. L. J.
El proyecto para centralizar en Avilés la venta del pescado excedente de otras rulas asturianas avanza a trompicones. El último escollo surgido es la exigencia de varias de las cofradías interesadas en el proyecto de que la Nueva Rula de Avilés modifique los horarios de sus subastas de modo que la comercialización del pescado que se envíe desde otros puntos de Asturias se realice a primera hora de la mañana, nunca por la tarde. De este modo, según explicó el presidente de la Federación Asturiana de Cofradías de Pescadores, Dimas García, lo que quieren asegurar los pescadores asturianos es que sus capturas no pierdan valor comercial por tener que estar esperando en cámaras frigoríficas el momento de ser subastadas.

La petición está sobre la mesa del gerente de la lonja avilesina, Ramón Álvarez, que medita al respecto. Un cambio horario como el que proponen las cofradías ya fue considerado en su momento por la sociedad Nueva Rula dado que beneficiaría a los compradores, pero aún no se ha tomado ninguna decisión en firme porque supondría una profunda reorganización del sistema de venta del pescado en Avilés, basado desde hace décadas en dos subastas diarias, una matinal y la otra vespertina.

La mecánica del proyecto de centralización de la venta de pescado excedente de otras rulas asturianas en Avilés, según avanzaron los interesados en el mismo, se basa en el alquiler de un camión frigorífico que recorrería Asturias de punta a punta recogiendo el pescado que las diferentes cofradías quieren mandar a Avilés con la esperanza de venderlo a mejor precio que en los puntos de origen. Y es que la lonja de Avilés juega con la baza a su favor de tener la mayor concentración de compradores de la región.

Aún no estaba del todo claro quién y cómo pagaría el coste del camión encargado de la recogida del pescado cuando surge el nuevo escollo de la hora a la que debe realizarse la subasta. Dimas García, haciéndose eco de los recelos de las cofradías a las que representa, explicó que un lote pesquero recogido en Luarca -valga el ejemplo- a las 7 de la tarde no puede esperar a ser vendido en Avilés hasta las 5 de la tarde del día siguiente porque se depreciaría su valor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine