10 de mayo de 2010
10.05.2010
La gran multinacional siderúrgica
La situación laboral 

Las empresas auxiliares se rearman tras casi dos años de crisis continua

- Arcelor todavía debe asumir 140 empleados del montaje
- La firma debe acompasar la salida de prejubilados con los nuevos contratos

10.05.2010 | 02:00
Instalaciones de Baterías de Coque, desde el paseo de la ría.

Saúl FERNÁNDEZ
Las empresas auxiliares se vuelven a rearmar tras casi dos años de recesión industrial. El sector del metal está recuperando a los trabajadores eventuales que cayeron con la crisis de Arcelor-Mittal, la que ha ido del último trimestre de 2008 a comienzos de este pasado mes de abril, cuando se pusieron en marcha las dos últimas baterías que la gran siderúrgica posee en Avilés.

El sector del montaje está formado por los barcos que navegan en el mar que impone la gran siderurgia. Si no hay agua, los barcos se hunden. La caída de pedidos en Arcelor arrastró a los trabajadores de un sector que, a comienzos de la crisis, empleaba a más de tres mil personas. Arcelor, en 2009, ordenó el cierre de varias de sus instalaciones, incluido uno de sus dos altos hornos. Había que rebajar la producción porque el descenso de clientes era más que evidente. Las ondas de la gran siderurgia afectaron, como en un terremoto, al montaje: más de mil eventuales se fueron a la calle, parte de ellos son los que ahora vuelven a trabajar.

Desde el pasado mes de enero los reingresos están siendo continuos. En medios empresariales se asegura que en las próximas semanas se incrementarán las contrataciones todavía más, principalmente, a consecuencia de la mejora sustancial que vive Arcelor. Los eventuales se ocuparán de atender las paradas programadas de instalaciones de la gran siderúrgica, es decir, del mantenimiento de buena parte de las líneas de producción de fabricona. También empezarán a dar vacaciones a los empleados fijos. «La cosa empieza a volver a la normalidad», comentó Nicomedes Sánchez, secretario de Política Industrial de la Federación de Industria de CC OO.

La primera empresa del sector de las auxiliares, Daorje, es la primera que ha empezado a llamar a los eventuales que la crisis dejó en casa. «Aparte de la mejora de las producciones hay que señalar a los trabajadores del sector que pasan a disfrutar de las jubilaciones parciales», indicó José Luis Rodríguez «Rodri», director de recursos humanos de Daorje. La compañía del grupo británico 3i se benefició de la unificación de los antiguos bloques I-II y III en el actual Bloque Asturias. Esta circunstancia ha convertido a la compañía Daorje en la principal del sector: 2.000 empleados, alrededor de 1.400 vinculados al mantenimiento metal-mecánico de Arcelor, 225 jubilados parciales.

Por otra parte, la asunción de los puestos de las auxiliares por parte de Arcelor se está demorando «porque se tienen que acompasar las salidas por prejubilaciones con la entrada de nuevos trabajadores», explicó Nicomedes Sánchez. Pese a ello, «el acuerdo se cumplirá en su integridad y a finales de junio Arcelor habrá abierto sus puertas a 300 trabajadores que entrarán en la siderurgia con su puesto bajo el brazo». A fecha del viernes pasado faltaban por entrar en la gran fábrica 140 personas del montaje, según comentó Sánchez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine