16 de mayo de 2010
16.05.2010

Asalto y noche de horror en Corvera

Dos hombres afrontan penas que suman 24 años por amordazar, golpear y quemar a dos hermanos octogenarios para robarles 500 euros

15.05.2010 | 02:00

T. CEMBRANOS

Los hermanos Jose y Manuel R. F. jamás olvidarán la madrugada del 1 de diciembre de 2007. Entonces, sobre las cuatro y media de la mañana, dos hombres, A. P. G. y A. C. P., accedieron a su vivienda, ubicada en Corvera, tras romper los cristales de una de las ventanas de la cocina. Ahí estaba José, sobre el que se abalanzaron, tiraron al suelo y preguntaron que dónde tenía el dinero. El hombre, de 80 años entonces, les contestó que sólo tenía 20 euros. «Nosotros por 20 euros no entramos aquí», le dijeron los asaltantes, para, a continuación, atarle los pies y las manos con una cuerda y meterle un trapo en la boca para impedir que gritase. No conformes con eso, los ahora acusados -se les juzga el próximo jueves en la Audiencia Provincial y afrontan penas que suman 24 años de prisión- utilizaron un soplete para quemarle distintas partes de su cuerpo y le propinaron diversas patadas, según el escrito de la fiscalía.


Atemorizado por la actitud de los asaltantes, José les dijo que el dinero estaba escondido detrás del espejo del baño: en total, 500 euros. Después, A. P. G. y A. C. P. registraron la casa en busca de más efectos. Fue cuando encontraron al otro hermano, Manuel, de entonces 85 años, en la cama. Lo sacaron de allí, lo amordazaron de pies y manos al tiempo que le colocaban una sierra manual en el cuello en actitud intimidatoria. Los asaltantes se llevaron, además de dinero, una escopeta, munición, un teléfono móvil y cartillas bancarias.Cuando se fueron de la casa, los acusados dejaron a los hombres atados de pies y manos y les advirtieron de que no debían avisar a la Guardia Civil pues, de lo contrario, los matarían, según consta en el escrito de la fiscalía. Los hermanos, cuando se dieron cuenta de que los habían dejado solos, se libraron de sus ataduras.


Los acusados, posteriormente, entregaron a la otra acusada, M. E. P. G., el teléfono móvil y lo utilizó de forma habitual. El 3 de enero de 2008, durante el registro al domicilio de A. P. G. y M. E. P. G., ubicado en Ciaño encontraron el teléfono y siete cartuchos, además de la escopeta y varias sierras. En el domicilio de A. C. P. hallaron el soplete de gas y una bombona de butano, además, de una pistola y su cargador.


El fiscal solicita para A. P. G. una pena de prisión de 12 años y 5 meses por los delitos de allanamiento, robo con violencia y tenencia ilícita de armas, además de una multa de 720 euros. Para A. C. P., una pena de 11 años y 8 meses por los delitos de allanamiento y robo con violencia y la misma multa, y, para M. E. P. G., una pena de 2 años y 9 meses por los delitos de receptación y de tenencia ilícita de armas. Además, por la vía de responsabilidad civil, los acusados A. P. G. y A. C. P. el fiscal reclama que indemnicen a los hermanos con 500 euros. También con otros 4.700 euros a José R. F. por las lesiones sufridas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine