20 de mayo de 2010
20.05.2010
 
El futuro del tren en la ciudad
 

Los socialistas avilesinos dudan de que el plan de las vías eluda la tijera de Fomento

La oposición da por hecho que el proyecto ferroviario caerá víctima de la crisis e IU, socio de gobierno del PSOE, ya piensa en soluciones alternativas

20.05.2010 | 02:00
Un tren de Renfe, ayer, a su paso por Larrañaga, con la ría al fondo.

E. CAMPO / F. L. JIMÉNEZ

Los socialistas avilesinos ya comienzan a ver la sombra del tijeretazo de los presupuestos estatales sobre el proyecto de la ronda ferroviaria. Aunque oficialmente ningún responsable municipal quiere decir nada al respecto, en conversaciones privadas trascienden los temores de que el proyecto de las vías «descarrille» otra vez después de más de una década de debates. Y es que el Ministro de Fomento lo dejó ayer claro. Su titular, José Blanco, anunció retrasos de un año en las obras en curso, y que se examinarán los proyectos conforme a su viabilidad. El plan de las vías, aún sin documento, espera la visita, prometida para finales de año, del secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, que se comprometió con esta inversión de más de 40 millones de euros.


Y si en el PSOE las dudas aumentan, la oposición avilesina lo tiene mucho más claro. Que nada de nada. No es más optimista el socio de gobierno de los socialistas, IU, que además ya había manifestado sus recelos en ocasiones anteriores y su disconformidad con la ronda ferroviaria. «No hay ningún recorte, porque ya antes no había nada», afirmó, rotundo, el portavoz de la coalición, Fernando Díaz Rañón. Es más, él ya piensa en un posible «plan B» para minimizar el impacto de la barrera ferroviaria. «Lo que espero es que nos permitan hacer la estación en el matadero viejo, y así ya desaparecería un porcentaje importante del tráfico ferroviario. El resto se puede asumir por la ciudad, siempre y cuando se quite la estación de contenedores que tiene Feve en La Maruca», afirmó. No es el único en apuntar a esta situación, porque también en medios socialistas se empieza a mirar con añoranza aquél desdeñado «tren-tran» que, con una inversión mucho menor, permitiría reducir la barrera entre la ciudad y su nueva área de expansión, la Isla de la Innovación.


Más optimista se muestra el concejal no adscrito Antonio Sabino, quien considera que las vacas flacas no impedirán que se avance en la tramitación del proyecto. Y añadió que la ronda norte tendrá que salvarse de los ajustes, por prioritaria.


Más información en Asturias

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine