31 de mayo de 2010
31.05.2010
la recuperación de la zona histórica de Avilés 

Cirugía para el casco viejo

El plan especial de mejora, que está en fase de exposición pública, deja en manos de la iniciativa privada el grueso de las operaciones urbanísticas en Rivero, Las Artes y Los Alas

31.05.2010 | 02:00
Ábside de los Padres.El ábside de la iglesia de los Padres tendrá un paso libre por detrás de 300 metros que actualmente usa La Parra. Servirá para comunicar directamente con La Muralla. El interior de La Parra se reordenará con edificios de una, dos y tres plantas

E. CAMPO
El plan especial de mejora del casco histórico, largamente esperado y actualmente en fase de exposición pública, aspira a dar solución a los puntos negros del conjunto histórico avilesino apoyándose en la iniciativa privada. Para favorecer las necesarias operaciones de cirugía urbanística, que implican la construcción de más de 20 bloques de pisos, el Ayuntamiento renuncia a sus derechos sobre el 10 por ciento del incremento de la edificabilidad. La excepción es una de las actuaciones, la que reordenará la confluencia de las calles Palacio Valdés, Las Artes y La Libertad; en ese caso la Administración local sí reclamará su parte.

De las ocho intervenciones previstas, sólo una estará liderada por la iniciativa pública. Se trata de la que prevé la construcción de un aparcamiento subterráneo en Los Alas y la sustitución de edificios de baja calidad por seis bloques de cinco y cuatro alturas. Los propietarios -Ayuntamiento y Principado, entre otros- pueden ponerse de acuerdo para desarrollarlo, y si no el Ayuntamiento lo urbanizará de forma subsidiaria. El concejal de Urbanismo, José Alfredo Iñarrea, afirmó que este proyecto de reforma se acometerá con la mayor brevedad posible, y será por tanto uno de los primeros en materializarse.

El sistema de actuación previsto en este plan especial es el de compensación. Eso quiere decir que los promotores de cada una de las actuaciones están obligados a conseguir determinadas parcelas o edificios para equipamientos municipales. Según el documento que firma el arquitecto Carlos Ferrán, se ha reservado una superficie de suelo destinada a equipamiento comunitario de 2.125 metros cuadrados. La mayor parte de la superficie la aportan dos parcelas: la de la guardería de los Siete Enanitos, en la calle Palacio Valdés, y una casa de finales del siglo XIX en la calle Galiana, colindante con el acceso al parque de Ferrera. Otra parte importante de equipamiento público se localiza en el trasdós de la muralla medieval, para ponerla en valor, sobre tres parcelas de construcciones adosadas a la misma. Ahí Ferrán propone un equipamiento cultural, con salas de exposición, centro de interpretación y acceso al espacio libre que rodeará el ábside de la iglesia de los Padres Franciscanos. El resto se sitúa en Los Alas, en dos edificios: uno ya existente, el chalé, y otro propuesto de nueva planta.

En cuanto a los espacios libres, la superficie total alcanza los 3.331 metros cuadrados y tiene como denominador la traza del bastión amurallado. En cuanto a los aparcamientos subterráneos, se proponen dos de grandes dimensiones: uno en la calle de Los Alas, de titularidad pública, y otro entre Las Artes, Palacio Valdés y Libertad, de titularidad privada. Además se podría construir otro más pequeño, de unas 30 plazas, en la calle de Jovellanos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine