24 de enero de 2011
24.01.2011
Castrillón

IU-PSOE, matrimonio de conveniencia

El deterioro de las relaciones municipales entre los socialistas y la coalición ha ido en aumento durante los últimos quince años

24.01.2011 | 01:00

La convulsa relación de la izquierda en Castrillón es un mal endémico desde hace más de 15 años. En las primeras elecciones municipales democráticas en 1979 el PSOE fue el partido más votado en Castrillón. En ese año pactó con el partido comunista al no tener mayoría absoluta en solitario. Cuatro años después repitió como alcalde el socialista Rogelio Alonso y en ese mandato al tener mayoría absoluta no necesitó contar con los comunistas. En 1987 el socialista Ricardo Ulpiano Álvarez volvió a ganar en minoría, pero entonces el Partido Comunista, ya integrado en Izquierda Unida, se negó a pactar. IU reconsideró su postura cuatro años después y el alcalde socialista Luis Ferro gobernó en calma durante cuatro años con la coalición.

El escenario político viró significativamente en las elecciones municipales de 1995. El PP, con José María León Pérez al frente, logró arrebatarle al PSOE la hegemonía de la que venía disfrutando en el concejo desde 1979. No obstante, los concejales del PSOE e IU sumaban mayoría absoluta, pero la coalición se negó a pactar con los socialistas. IU había cambiado, por primera vez desde 1979, al cabeza de lista, José Antonio Argüelles, proclive al pacto, y fue sustituido por Manuel González Orviz. La falta de apoyo de IU permitió que el PP obtuviera por primera vez la Alcaldía, pero un año después, en septiembre de 1996, los entonces portavoces municipales del PSOE, Francisco Arias, y de IU, Manuel González Orviz, presentaron una moción de censura y arrebataron la Alcaldía a León Pérez, que pasó a manos de Arias.

Desde 1996 hasta ahora las relaciones entre PSOE e IU se han ido deteriorando a pasos agigantados. En abril de 1999, cuando faltaban menos de dos meses para las elecciones municipales, IU rompe el acuerdo de gobierno con el PSOE. Era la época del «sorpasso», la aspiración que proclamaba entonces el secretario general de IU, Julio Anguita, de que la coalición superara al PSOE para convertirse en la fuerza hegemónica de la izquierda en España.

El «sorpasso» fue posible en Castrillón en las municipales de 1999. El PSOE pasa a ser, por primera vez desde 1979, la tercera fuerza política del concejo. Francisco Arias se niega a apoyar a Orviz como alcalde y el gobierno municipal vuelve al PP. José María León Pérez gobierna los cuatro años siguientes en minoría, pero con los apoyos puntuales del PSOE o de IU.

En las municipales de 2003, Arias repite como candidato socialista y Ángela Vallina lidera por primera vez la lista de IU. La Federación Socialista Asturiana (FSA) obliga a los socialistas a pactar con la coalición y Vallina llega a la Alcaldía. La calma duró pocos meses. El PSOE abandonó el gobierno en el verano de 2004 y en septiembre apoyó al PP en la moción de censura con la que arrebató el bastón de mando a Vallina.

El PSOE expulsó a Arias y al resto de los ediles socialistas que habían apoyado la moción y afrontó la crisis interna con una gestora que dirigió la agrupación socialista local hasta mayo de 2005, cuando se restablece la normalidad con la elección de una nueva ejecutiva con Manuel Ángel Fernández Galán como primer secretario.

Hasta las elecciones de 2007, el PP se mantuvo en el gobierno local. Vallina vuelve a encabezar la lista de IU en los comicios de ese año, Galán lidera la candidatura del PSOE y el PP renueva su candidatura, que encabeza Jesús Pablo González-Nuevo Quiñones. El PP vuelve a ser el partido más votado con nueve concejales, pero IU se desmarca de los socialistas y obtiene siete ediles. El PSOE toca fondo y sólo consigue cinco concejales. No obstante, IU y PSOE suman mayoría absoluta y vuelven a pactar. La calma parecía que se había restablecido en el seno del gobierno municipal. IU y PSOE pasaron por alguna crisis interna que se resolvió con la dimisión del edil José Ramón Rodríguez (IU) y, meses después, de Paula de Diego (PSOE).

Las inversiones del Ejecutivo regional permitieron al equipo de gobierno de Castrillón desarrollar durante estos últimos años proyectos de envergadura, algunos pendientes desde hace años. El centro cultural Valey, que ha supuesto una inversión de más de seis millones de euros y que se abre esta semana, fue financiado a partes iguales por el Principado y el Ayuntamiento de Castrillón.

El Gobierno del socialista Vicente Álvarez Areces ha puesto también en marcha uno de los proyectos más demandados por los vecinos del concejo como es el saneamiento de Bayas y de Pillarno y Quiloño. Las obras beneficiarán a más de un millar de residentes en esas parroquias castrillonenses.

La sorpresa saltó la semana pasada cuando la Alcaldesa advierte a sus socios de gobierno de que si no apoyan la modificación del catálogo urbanístico les quita las competencias. Los cinco ediles del PSOE habían pedido a IU que aplazara la aprobación del documento para darles tiempo a estudiarlo. La coalición se negó y el Grupo municipal Socialista con el apoyo de la FSA y de la dirección local del partido se abstuvieron en el Pleno del miércoles.

La reacción de IU no se hizo esperar y el jueves en un consejo político urgente que presidió el coordinador local y director general de Vivienda del Principado, Manuel González Orviz, acordó retirar «temporalmente» las competencias a los ediles del PSOE «hasta que aprueben el catálogo». El viernes Vallina hizo público el nuevo gobierno en el que ella y los seis concejales de IU acaparan todas las áreas municipales.

Un breve entendimiento

IU y PSOE llegaron a un entendimiento tras las elecciones municipales de 2003. Francisco Arias aupó a la Alcaldía a Ángela Vallina, pero el acuerdo entre ambas formaciones duró un año.

Salida del gobierno

Abril de 1999. IU abandonó el gobierno castrillonense que presidía el socialista Francisco Arias. Quedaba poco más de mes y medio para las elecciones municipales de ese año. Era la época del «sorpasso» de Anguita.

Moción de censura

En septiembre de 2004, meses después de abandonar el gobierno con IU, los ediles socialistas apoyaron al PP en una moción de censura, que arrebató la Alcaldía a Ángela Vallina (IU), que quedó en manos de León Pérez.

Semana intensa

Los cinco concejales del PSOE pidieron el pasado lunes a Vallina que retirara el catálogo urbanístico del Pleno del miércoles para estudiar la propuesta. IU se negó.

Castigo

El consejo político de IU de Castrillón decidió el jueves retirar «temporalmente» las delegaciones a los ediles del PSOE hasta que los socialistas aprueben la modificación del catálogo urbanístico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook