26 de enero de 2011
26.01.2011

La ría pierde riqueza geológica

Mavea denuncia que las estalactitas existentes en la margen derecha, únicas en Asturias, han quedado sepultadas por las obras de ampliación del Puerto

26.01.2011 | 01:00
Aspecto que presentaban las estalactitas de Recastrón, ahora sepultadas.

Myriam MANCISIDOR


En la ría sólo quedan algunas formaciones de «macarrones» y «gours», fenómenos geológicos que según el Grupo Ornitológico Mavea están en peligro de extinción. Critican que debido a las obras de adecuación de las marismas de Recastrón para las obras de ampliación del Puerto de Avilés se rellenó una zona de travertinos -formaciones cuyo origen proviene de la cal que rezumaba de los depósitos de escorias que en la margen derecha surgieron por un proceso natural que raramente se ve fuera de cuevas- quedando sepultadas las estalactitas.


«Las generaciones futuras no podrán contemplarlas. Se ha perdido así la mayor singularidad natural que tenía el estuario avilesino, por lo que hoy es aún más pobre», aseguró el portavoz de Mavea, César Álvarez Laó. Y añadió, con pesimismo: «Por suerte sobreviven formaciones de tour y de macarrones, pero el Puerto quiere destruirlos en primavera».


Mavea hizo público mediante un comunicado que la «falta de sensibilidad ambiental del Ayuntamiento de Avilés y de la Autoridad Portuaria está sirviendo para que lejos de recuperar espacios degradados en el estuario se sigan destruyendo los valores naturales de la ría que sobrevivieron al crecimiento industrial y la contaminación posterior». A día de hoy el Grupo Ornitológico está pendiente de que en los próximos días los tribunales resuelvan el contencioso que tienen con la Autoridad Portuaria precisamente por la destrucción de las marismas de Recastrón.


Mavea descubrió la formación de travertinos en este enclave natural hace cuatro años. «Los travertinos no se conocen otros puntos de la costa asturiana y existen en pocos lugares de Europa», sentenció Laó.


Ante este hallazgo, los integrantes del Grupo se pusieron en contacto con técnicos de la consejería de Medio Ambiente del Gobierno regional, que «se mostraron impresionados por la belleza de las formaciones y la singularidad del enclave, valorando declararlas Monumento Natural». Pero el proyecto quedó paralizado. «Como la zona está afectada por los planes expansionistas del Puerto de Avilés, la consejería no pudo imponer su criterio conservacionista frente a la especulación económica y dieron marcha atrás en sus planes», subrayó.


Tras varios intentos, Mavea logró detener in extremis el relleno de la zona que ocupaba las estalactitas. «Tras avisar al Ayuntamiento, los técnicos municipales mostraron su total desprecio hacia estas formaciones demostrando una inmensa ignorancia de conocimientos naturales así como la ausencia de sensibilidad hacia una joya patrimonial del municipio», recalcó. A día de hoy, concluyó, las estalactitas ya han desaparecido de la margen derecha de la ría avilesina. Quedan «gours» y «macarrones», en peligro de extinción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook