01 de febrero de 2011
01.02.2011
Castrillón

«Asturias es una mezcla de paisaje, tradiciones e industria»

«La exposición "Rastros e Indicios" tiene el deseo de romper con la imagen elitista del arte contemporáneo»

01.02.2011 | 01:00
Benjamin Weil, en la escalera del Valey.

Comisario de la exposición «Rastros e Indicios» del Valey

Piedras Blancas,


Elisa CAMPO


Benjamin Weil (París, 1962) es el Comisario Jefe de Laboral Centro de Arte y Creación Industrial, y también el responsable de la exposición «Rastros e Indicios» con la que se inaugura el Valey y en la que reúne bajo su tutela a los artistas Nicolás Combarro, Bárbara Fluxá, Víctor García y Ángel de la Rubia.


-Esta exposición tiene un deseo muy fuerte de ser accesible y de romper con esa imagen elitista o complicada del arte contemporáneo. Pensamos por eso un tema que relaciona el arte con preocupaciones muy locales: la memoria industrial, la mina, las industrias que se fueron, el cambio del paisaje... Creo que esta exposición puede ayudar a entender que se haya hecho tanto esfuerzo para abrir esta Casa de Cultura. Tiene que ser un recurso para todos.


-Vamos, que tiene el objetivo de eliminar el divorcio entre el gran público y el arte.


-Es encontrar el modo de invitar a los ciudadanos a entrar y a pensar que es suyo, que es para ellos. El Valey no es algo que aterriza aquí. Me pareció muy importante que los artistas elegidos para la exposición tuvieran una relación específica con Asturias. Las exposiciones con temas previos no me interesan, lo que me interesa es reunir a artistas que trabajen en la misma dirección, que configuren el tema con su energía.


-¿Por qué «Rastros e Indicios»?


-Descubrir el entorno de Asturias como extranjero, ¿cómo haces para entender una cultura que no conoces? Hay que mirar a todo y encontrar esos rastros, esos indicios, de una cultura. La visión específica de un entorno que tiene una historia muy rica, que tienen muchos rastros de los cambios y que los ves en el paisaje, en el entorno. Asturias es una mezcla de una historia muy antigua, de paisaje maravilloso, de tradiciones aldeanas muy fuertes, de historia minera y de industria pesada. Para mí en este contexto me parece esencial esta reflexión sobre la memoria industrial, algo con lo que están relacionados todos los que viven aquí. Es un punto que les permite entrar y descubrir que el arte contemporáneo no está tan lejano. Esa es la función del arte, que entres, disfrutes y cambies tu mirada al mundo.


-Al fin y al cabo, ya no se trata de pintura o escultura, sino de utilizar todo tipo de técnicas para ofrecer una reflexión...


-Sí, ahora se trata de hacer otras cosas, tenemos otros modos de contar y de compartir. El tema de la técnica no me interesa. Los artistas usan lo que necesitan. La forma sigue las necesidades. Es verdad que la cámara fotográfica es una herramienta muy fácil de utilizar. La posibilidad que tenemos de usar ordenadores, de la pos producción con un equipo que no cuesta mucho dinero... Herramientas, en definitiva, que antes no eran accesibles, y que cualquiera puede usar para contar cosas, pero que además incorporan la mirada específica de los artistas.


-«Rastros e Indicios» es fruto de la colaboración del Valey con el centro de arte de La Laboral.


-Tenemos en Laboral un modo de trabajar que espero que vaya poco a poco enfocándose en la producción de nuevas obras, desarrollando una estructura más importante con oportunidades para un grupo grande de artistas.


-¿Pese a la crisis?


-Será más difícil, porque la crisis lo ralentiza todo. Pero de mi experiencia como comisario creo que es mucho más interesante la obra de artistas a quienes invitaste a trabajar para desarrollar un proyecto: tienen más libertad, apoyo... Y se crea también un diálogo entre el comisario y el artista. A veces se plantea si cambia el papel del comisario para estar más cerca del de un productor, y puede ser. Es interesante investigar en la colaboración entre el comisario y el artista.


-¿Qué opina del Valey?


-El responsable de la Fundación de Cultura, Jaime Luis Martín, tiene el deseo muy fuerte de aunar en él la energía de la Casa de Cultura con un nuevo enfoque más ambicioso y mantener la relación informal entre público y arte. Para Laboral me parece muy interesante crear conexiones con el Valey y con las casas de cultural del entorno local, la gente va a darse cuenta de que lo que estamos haciendo en Laboral y en estos otros centros es lo mismo.

«La función del arte es que entres en una muestra, pasees, disfrutes y cambies tu mirada del mundo»

«Los artistas utilizan todo tipo de herramientas para contar cosas e incorporan su mirada específica»

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook