24 de noviembre de 2011
24.11.2011
 

La contaminación, asignatura pendiente

Las estaciones medidoras de la calidad del aire en Avilés registran los peores datos de la región, con valores que sobrepasan los límites fijados por la ley y recomendados por la OMS

24.11.2011 | 01:00

Marta PÉREZ

La calidad del aire en el concejo de Avilés es la peor de Asturias. Además, incumple los valores límite establecidos por la legislación europea y no se acerca, ni de lejos, a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Así se desprende de las mediciones realizadas en las estaciones de control de la Red Ambiental del Principado instaladas en las estaciones del matadero (Las Arobias), Llaranes, Llano Ponte y la plaza de la Guitarra. La Coordinadora Ecologista de Asturias exigió ayer al Ayuntamiento de Avilés que tome medidas para paliar la contaminación de partículas en el municipio, porque «en lo que va de año se ha producido un aumento del diez por ciento de este peligroso contaminante», aseguran.


Todas las estaciones de Avilés, excepto la de Llaranes, sobrepasaron durante los primeros tres trimestres de 2011 los valores límite de protección de la salud para las partículas de suspensión (PM10). La legislación española permite que se superen estos límites en una proporción de 27 días cada nueve meses. La estación del matadero sobrepasó estos valores 128 días; la de Llano Ponte, 89 días; y la de la plaza de la Guitarra, 33 días. Sólo Llaranes, con 26 días en negativo, se ajusta a la normativa vigente.


La entrada a Oviedo por General Elorza a la altura del Palacio de los Deportes -uno de los puntos con el aire más contaminado de la región- incumplió los parámetros 57 días, menos de la mitad que los días de contaminación en la zona del matadero.


Las partículas se asocian a la aparición y agravamiento de múltiples patologías, especialmente respiratorias. Además, la contaminación por partículas está relacionada con incrementos en la mortalidad por enfermedades respiratorias y cardiovasculares, con la mortalidad por cáncer de pulmón, y con ingresos hospitalarios por afecciones respiratorias y cardiovasculares.


«El Ayuntamiento y el Principado tienen que asumir sus responsabilidades y trabajar para que se reduzcan estos niveles elevados de contaminantes producidos por una industria consentida que funciona en precario y un tráfico excesivo», advirtió ayer el presidente de la Coordinadora Ecologista de Asturias, Fructuoso Pontigo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook