27 de enero de 2012
27.01.2012

Idesa quiere fabricar piezas de torres eólicas marinas en Gozón para el mar del Norte

La firma, con talleres en el polígono de la ría, invertirá 25 millones en una nave de 44.000 metros cuadrados y generará 75 nuevos empleos

27.01.2012 | 01:00

F. L. JIMÉNEZ / E. CAMPO

El negocio del viento, por más que la crisis sople en contra, sigue impulsando a las empresas de la comarca especializadas en la construcción de ingenios eólicos. Es el caso de Idesa, una firma con sede en Gijón y talleres en el parque empresarial de la ría de Avilés que quiere ampliar sus instalaciones para fabricar en el concejo de Gozón piezas de gran tamaño destinadas a parque eólicos marinos (tecnología conocida como «offshore»). Las intenciones de Idesa pasan por edificar una nave de 44.000 metros cuadrados en las proximidades de Zeluán (Gozón) y dedicarla a este emergente sector de la eólica marina. La inversión rondaría los 25 millones de euros y la previsión es que se generen 75 empleos. El principal mercado a atender desde el Puerto de Avilés sería el del mar del Norte, con los países escandinavos y Dinamarca como grandes locomotoras del mismo.


Según ha podido saber este diario, la tramitación del expediente que debe hacer posible este proyecto de ampliación de Idesa está muy avanzado en los despachos de la Consejería de Economía y de la dirección general de Medio Ambiente y a punto de entrar en el orden del día del Consejo de Gobierno. Asimismo, Idesa concluyó con éxito el proceso de compra del suelo necesario para levantar la nave, que era propiedad del Ayuntamiento de Gozón. El equipo de gobierno gozoniego guarda una total discreción sobre el proyecto, pero en medios conocedores de la operación confirman que ha prometido todo tipo de facilidades para que la nave a edificar y el consiguiente taller a montar dentro de la misma sean realidad en el menor tiempo posible.


Idesa es junto con la también avilesina Windar Renovables, ésta participada mayoritariamente por el Grupo Daniel Alonso, una de las pocas firmas españolas capacitadas para atender los pedidos de la industria eólica marina. Al igual que Windar Renovables, sus inicios fueron las granjas eólicas terrestres, un sector que en los últimos años ha perdido atractivo, tanto por el impacto de la crisis como proliferación de fabricantes de estructuras para aerogeneradores, precisamente las piezas que se fabrican en la comarca.


El futuro y las mejores oportunidades empresariales están ahora mismo en la eólica marina, según convienen los expertos en el sector energético sabedores del fuerte impulso que recibirán en los próximos años este tipo de «granjas de viento». Y ahí es donde quieren posicionarse con urgencia los fabricantes avilesinos de componentes para aerogeneradores. Las exigencias técnicas y de calidad para una parque eólico «offshore» son muy elevadas, pero tanto Idesa como Windar Renovables llevan años haciendo los deberes al respecto; además establecieron alianzas con otras empresas europeas que les abren las puertas del mercado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído