02 de febrero de 2012
02.02.2012
Un caso pendiente de juicio
 

El doble homicida de La Maruca finge un trastorno mental, según una nueva prueba

Moisés F. M. dice ver «hombres de negro» que le amenazan y le persiguen por la prisión, pero los médicos consideran que simula las alucinaciones

02.02.2012 | 01:00
Moisés F. M., en los Juzgados avilesinos.

A. P. GIÓN

El autor confeso del doble crimen de La Maruca, Moisés F. M., no sufre un trastorno mental sino que lo simula por el proceso penal abierto contra él por la muerte de Roberto Lazcano y Asan Osman el 16 de junio de 2010. Esta a la conclusión del informe que han redactado, a petición de la acusación particular, un equipo de médicos forenses y una psicóloga de la prisión leonesa de Mansilla de Las Mulas, donde está interno el avilesino. Esta nueva prueba contradice a otra pericial solicitaba con anterioridad por el abogado defensor de Moisés F. M. y que determinaba que éste padece esquizofrenia y que «se encontraba en estado de shock» la tarde del crimen.


El homicida confeso explicó a los médicos que ve «hombres de negro», entre ellos los dos fallecidos de La Maruca, «que le persiguen por la cárcel, se colocan en la puerta de su celda, se descuelgan por las ventanas o están en el patio». Según la versión de Moisés F. M., esos hombres lo amenazan, en ocasiones de muerte. Los forenses concluyen que estas alucinaciones constituyen un «intento de simulación de enfermedad mental». Los expertos afirman, según recoge el informe solicitado por el letrado José Ramón Nistal, que sufre brotes de ansiedad pero no una enfermedad mental «que le impidiera comprender la ilicitud de los hechos que le imputan». El informe que había encargado el letrado de la defensa, Ignacio Hernando, determinaba en cambio que Moisés F. M. «presentaba una importante disminución de sus facultades el día de los hechos».


En medios jurídicos explicaron que la investigación del doble crimen de La Maruca está a punto de tocar a su fin. El informe forense sobre la salud mental del autor confeso de los hechos es la última prueba que mantenía abierto el proceso de instrucción. En los últimos meses también quedó confirmado que la mujer de Moisés F. M. figura como titular de la línea de teléfono a través de la que le llegaban supuestamente mensajes amenazantes a su marido, aseguraron en medios jurídicos. El detenido vinculó desde el primer momento su violenta reacción con las supuestas amenazas por partes de las víctimas.


Moisés F. M. continúa en la cárcel de Mansilla de las Mulas, donde permanece entre rejas desde que Instituciones Penitenciarias decidió trasladarlo de Villabona por motivos de seguridad. El detenido ingresó en prisión el 19 de junio de 2010, tras prestar declaración en el Juzgado de primera instancia e instrucción número 2 de Avilés, encargado del caso.


En caso de que las partes den por finalizada la instrucción (es decir, si no solicitan más pruebas), el proceso pasará a una fase intermedia en la que la Fiscalía, las acusaciones y las defensas presentarán sus escritos de calificación de los hechos. También comenzarán los trámites para formar al jurado popular que juzgará a Moisés F. M. Se presume que el juicio no se celebrará antes del segundo aniversario del doble crimen de La Maruca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine