13 de febrero de 2012
13.02.2012
 

Carreño mantiene la partida de 426.000 euros para la Mancomunidad del Cabo Peñas

Gozón prevé reducir su aportación anual a la mitad, 200.000 euros, «para poder salir adelante, no para disolver el ente», según Ramón Artime

13.02.2012 | 01:00

Candás/ Luanco,


Braulio FERNÁNDEZ


La aprobación de los presupuestos municipales de Carreño esta misma semana ha tenido su repercusión directa en la Mancomunidad del Cabo Peñas, que tras la decisión tomada por la corporación de Carreño se ve forzada a su reestructuración. Y esto es así porque el Ayuntamiento de Carreño ha decidido mantener la aportación anual municipal de los últimos años, 426.000 euros. Se trata de una partida inamovible proyectada para el mantenimiento, principalmente, de los puestos de trabajo del órgano comarcal. Sin embargo, en Gozón, y una vez conocida la decisión de Carreño, no están dispuestos a variar sus planes, que pasan por reducir a la mitad esa cantidad.


«Nuestra idea es la que era: rebajar a la mitad la aportación para poder salir adelante», se limitaron ayer a decir desde el gobierno local gozoniego respecto al presupuesto carreñense. Eso quiere decir que en los presupuestos del municipio al norte del río Pielgo se incluirán tan solo 200.000 euros para la Mancomunidad, lo que supone una notable e insalvable diferencia con respecto a Carreño.


«Ante esta situación Gozón podría presentarse en el próximo pleno de la Mancomunidad pidiendo su disolución, al no poder comprometerse en adelante a pagar 426.000 euros», manifestó un concejal de la corporación en Carreño. Las opiniones de los 34 ediles que integran la Junta de la Mancomunidad son muy diversas, pero al menos la mitad admiten que el cierre del ente es una opción. «Queremos adelgazar la Mancomunidad, no disolverla», aseguró Ramón Artime, teniente alcalde de Gozón, mientras su colega del Partido Popular de Carreño, José Ramón Fernández, agregó: «Con la actitud de bloqueo a la reforma, el PSOE e IU están conduciendo a la institución a un callejón sin salida».


Mientras el Partido Socialista e Izquierda Unida se mantienen inflexibles en su posición de mantener los números del órgano comarcal tal y como son ahora, tanto en Carreño como en Gozón comienzan a aflorar los partidos que ponen en duda la continuidad del actual modelo mancomunado, reconociendo la posibilidad de que sea necesario un cambio drástico.


«Con la situación actual de crisis no se pueden soportar niveles de déficit como el de la Mancomunidad, porque en lugar de aportar, resta», aseguró Susana Corredor, portavoz en Carreño de Foro Asturias. Sostienen además que la postura inamovible del gobierno carreñense puede ser perjudicial para las arcas del Ayuntamiento: «Gozón no puede hacerse cargo de los pagos, y puede que dentro de poco tenga Carreño que acabar asumiéndolos».


Tampoco en la Unión Independiente de Carreño, liderada por Ramón Artime, la situación de la institución comarcal se ve con buenos ojos. Artime aseguró incluso que «la Mancomunidad nació con unos objetivos que ya no se están cumpliendo, que eran los de trabajar para rebajar los costes a los Ayuntamientos», por lo que destacó que para lo contrario, «es mejor plantearse su cierre».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook