14 de marzo de 2012
14.03.2012
 

Un empresario protesta contra los políticos asturianos con una dieta de arroz

Juan Antonio Álvarez Chorén se alimentará de arroz, manzanas y agua durante toda la campaña electoral en protesta por "el espectáculo que están dando los políticos regionales"

14.03.2012 | 20:19

Juan Antonio Álvarez Chorén, propietario de una óptica en Avilés, mantendrá una dieta a base de arroz, manzanas y agua, que prolongará durante toda la campaña electoral, en protesta por el "espectáculo que están dado los políticos regionales, que no han estado a la altura, mientras la gente pasa hambre".

Ha justificado la simbología de su dieta en que el arroz "es el menú chino de resistencia", en que las manzanas son un símbolo de Asturias -y su crítica va dirigida da los políticos regionales- y en que el agua "es lo mínimo indispensable para la vida".

"Estamos viendo que hay gente que pasa necesidades, que no tienen calefacción para poner a sus hijos, que ven cómo las administraciones no pagan a las empresas y éstas se van a quiebra", ha explicado.

Su protesta, que ha tenido su detonante en el adelanto electoral, es seguida por más de un millar de personas a través de su página de Facebook.

La lleva a cabo en su establecimiento comercial, donde permanecerá encerrado, alimentándose únicamente con la citada dieta, hasta "las 00.00 horas del día 25 de marzo".

Él mismo está sufriendo la crisis en propia carne, porque ha asegurado que está cobrando una mensualidad de 500 euros para evitar tener que despedir al personal que tiene contratado en la óptica.

"Lo que es impresentable es que estos políticos cobren lo que cobran", ha considerado este empresario, que ha advertido de que, como se suban "un solo céntimo" los sueldos, emprenderá una huelga de hambre "en toda regla".

En opinión de Álvarez Chorén, nunca debió de adelantarse las elecciones autonómicas cuando la ciudadanía "está cabizbaja y lo está pasando mal, quiere soluciones y no se merece esto".

La acción de protesta también está escenificada en el escaparate de su establecimiento donde no hay gafas sino unas instalaciones y fotografías que simbolizan la crisis, el drama y la esperanza, ha explicado. EFE

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook