01 de mayo de 2012
01.05.2012
Gozón

«Alza el chigre, Marinín»

Los hosteleros destacan el impacto de los partidos del club en la economía local, como sucedió en el partido contra el Real Oviedo, que dejó muy buena caja

01.03.2012 | 01:00
Aficionados del Real Oviedo, el pasado domingo, en la luanquina plaza del Cristal.

Luanco,


Illán GARCÍA


Alguna vez en su vida, cualquier aficionado al Marino de Luanco ha dicho eso de «Alza el rabo, Marinín» para animar al club que milita en la Segunda División B del fútbol español. Pero con el paso del tiempo, ese dicho se puede llegar a transformar en «alza el chigre, Marinín» por el buen resultado que da en el turismo y en los negocios hosteleros la presencia de un equipo en las principales categorías del fútbol estatal. El Marino se ha convertido en los últimos años en un motor turístico del concejo, indican algunos hosteleros de la villa marinera, que valoran tanto el papel del equipo como el de su presidente, Luis Gallego, en la difusión de Luanco y del concejo.


Es tal la influencia de este club en la economía local, que el pasado domingo, los aficionados del Real Oviedo y del Marino llenaron los locales de Luanco, lo que derivó en que los restaurantes y negocios locales hicieran buena caja equiparable, según afirmaron algunos restauradores, a las jornadas gastronómicas que, de mes en mes, se organizan en el concejo. El buen ambiente del pasado domingo en Luanco con la visita del Real Oviedo, no es nuevo. Según explica el empresario Juan Luis Rodríguez, esta temporada también hubo otros «días grandes» como por ejemplo, con la visita del Lugo. «Cuando el Marino estaba en el grupo II, el de los equipos vascos, venían a Luanco decenas de personas que, en otras épocas del año, también repetían su visita, está claro que el fútbol genera ingresos, por ello, se puede pensar en llegar a organizar menús futbolísticos», indicó Rodríguez.


Para Ramón Menéndez, presidente de los hosteleros de Gozón, el partido del pasado fin de semana contra el Real Oviedo tuvo aspectos muy buenos para el concejo salvo en lo deportivo ya que los marinistas perdieron por 0 a 2. «El partido contra el Oviedo es el que más se nota, el que más repercusión tiene, quizá porque hay mucha gente de la capital asturiana con casa en Luanco», señaló Menéndez, que destacó la labor de Luis Gallego al frente del club azulón. «Es el mejor presidente que ha tenido el Marino en su historia por todo lo que está haciendo por el equipo», añadió el presidente de la asociación local de hosteleros. Así que con el impacto social del Marino en los establecimientos hosteleros, los luanquinos podrán decir aquello de «Alza el chigre, Marinín» por el buen hacer de este club a la economía local.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook