24 de mayo de 2012
24.05.2012
 

Los empresarios aplauden la carretera de servicio al muelle de Valliniello

24.03.2012 | 01:00

F. L. J.

Un vial de 14 metros de anchura y apenas kilómetro y medio de longitud que ni tan siquiera está asfaltado ha venido a colmar las aspiraciones de los principales empresarios del polígono de la ría. Se trata de una carretera de servicio que comunica los nuevos muelles de Valliniello con el parque empresarial y que mandó construir el Puerto hace cuatro meses con un coste de 280.000 euros. Los talleres de calderería pesada son los principales beneficiarios de una obra que se hizo en tiempo récord -apenas mes y medio- y que constituye, según los usuarios, «el mejor ejemplo de cómo un puerto tiene que estar al servicio de sus clientes».


Daniel Alonso es uno de los que destaca la rapidez con la que el Puerto atendió la reivindicación de los empresarios de la ría para mejorar el acceso al nuevo muelle de Valliniello y el primero que celebra las ventajas de la infraestructura: «Esta es la típica chorrada que al Puerto le cuesta bien poco hacer, pero que a los usuarios nos facilita las cosas una barbaridad». También Belarmino Feito, con negocios de galvanizado y calderería en la margen derecha del estuario, es consciente de la mejora que supone una obra modesta en su concepción pero vital para una empresa que, como la suya, a veces tiene que transportar estructuras de tamaño poco convencional. «Las comunicaciones con el Puerto son ahora mismo perfectas, la pena es que no ocurra lo mismo con el acceso a la autopista "Y" porque las obras de ese enlace siguen paradas y sin noticias de cuándo se reanudarán», explica.


Por el vial en cuestión se transportan desde el polígono de la ría piezas de varios cientos de toneladas de peso y dimensiones imposibles para la antigua carretera. En términos logísticos, las empresas señalan que la diferencia de contar con ese vial o no es comparable «a disponer de una caleya para sacar tu producción al muelle o poder hacerlo por autopista». El presidente del Puerto explica que este tipo de cuestiones son tanto o más prioritarias que los grandes proyectos: «¿Para qué queremos un muelle de 54.00 metros cuadrados si carece de un acceso adecuado para que los clientes puedan depositar en él la mercancía?».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas