30 de mayo de 2012
30.05.2012
 

El plan urbano prevé un apeadero de Renfe en la parroquia de Solís

La presidenta de la asociación aplaude la propuesta y afirma que servirá para mejorar las comunicaciones

30.03.2012 | 02:00

Solís,


Illán GARCÍA


El Plan General de Ordenación prevé la apertura de un apeadero de Renfe en Solís. Esta es una de las históricas reclamaciones de la asociación de vecinos de la parroquia, que lleva más de una decena de años pidiendo esa infraestructura que ayudará a mejorar las comunicaciones de la parroquia. En la actualidad, los vecinos de Solís dependen del servicio de autobuses para comunicarse con el resto de la parroquias del concejo y con los municipios vecinos.


La presidenta de la asociación vecinal, Margarita González, ve difícil que salga adelante la propuesta aunque asegura que la puesta en servicio de ese posible apeadero es una de las prioridades de la parroquia y más aún después de que se redujeran los horarios del Alsa a su paso por Solís, como también criticaron recientemente los vecinos de Cancienes. «Vemos bien que se pida el apeadero aunque hace años, Adif ya manifestó que era difícil», señaló la dirigente vecinal de Solís. En la actualidad, si los residentes de esta parroquia desean trasladarse en tren deben trasladarse a Cancienes o bien a la parroquia llanerina de Ferroñes.


La puesta en funcionamiento de un apeadero de tren en Solís se sumaría además a la reapertura de la parada de Feve en la localidad de La Marzaniella, en Trasona. El alcalde, José Luis Vega, ya ha comenzado a negociar con Adif para la instalación de este apeadero de Trasona, que dejó de funcionar en los años noventa del pasado siglo. Los vecinos de La Marzaniella también ven con buenos ojos que se intente reabrir su apeadero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook