01 de junio de 2012
01.06.2012
ÚLTIMA HORA
La familia del guardia civil de 'La Manada' entrega fianza para puesta en libertad

Rescatan a una niña, a tres adultos y a un perro de un piso en llamas en La Carriona

La plantilla de Bomberos de Avilés sólo tenía en el momento del suceso la mitad de efectivos y fue fundamental el apoyo de vecinos y policías para apagar el fuego

01.04.2012 | 02:00
Bloque de viviendas de la calle Navarra, de La Carriona, donde se originó el incendio.

Myriam MANCISIDOR


Una niña de dos años -I. S. R.- y tres adultos que responden a las iniciales B. R. S. (madre de la menor), M. L. P. y A. L. C., más un perro, fueron rescatados ayer de sus viviendas tras producirse un incendio en un piso del número 10 de la calle Navarra, en La Carriona, donde reside I. L. C. con su madre, L. M. C. F., invidente. Solo la menor fue trasladada por precaución al Hospital San Agustín, donde recibió el alta médica horas después. El suceso se produjo a las siete y media de la mañana y la rápida intervención de los vecinos y de la Policía Local «fue fundamental para que las llamas no causaran destrozos mayores», según testigos que ayer a mediodía recordaban cómo los afectados «solicitaban auxilio desde las ventanas».


Las mismas voces certificaron que apenas unos minutos después de alertar al 112 Asturias, tres bomberos del parque de Avilés acudieron a sofocar el fuego «y trabajaron al límite de sus posibilidades». Los testigos destacaron el trabajo de los bomberos avilesinos, que pese a ser solo tres -en cada turno deberían estar seis o, como mínimo, cinco profesionales- sofocaron el incendio con la ayuda de los vecinos y los agentes de la Policía Local antes de que llegaran a La Carriona refuerzos de La Morgal, cuya intervención ya no fue necesaria, según ha podido saber este diario. Los bomberos avilesinos, eso sí, realizaron individualmente tareas que generalmente cumplen en pareja para prevenir riesgos.


La falta de bomberos es una queja casi constante en el parque de Avilés, que según fuentes sindicales necesitaría 40 efectivos para funcionar a pleno rendimiento. Sin embargo, en la actualidad ni siquiera se cumple el número mínimo de plantilla acordado por convenio hace años: 32 bomberos. La plantilla fija es ahora de 29 trabajadores y, según ha podido saber este diario, la cifra disminuye aún más en momentos concretos como estos días debido a que en diferentes puntos de la región están activos varios incendios. Así, ante una catástrofe, los bomberos de Avilés deben llamar a unidades de La Morgal o Pravia que tardan aproximadamente media hora en llegar a la ciudad. Los bomberos del parque avilesino, que cubren la población de Avilés, Illas, Corvera, Castrillón, Gozón y Carreño realizan unas mil intervenciones al año, con una media de tres salidas diarias.


Ayer, los tres bomberos de guardia salieron del parque ubicado en Versalles poco después de las siete y media de la mañana, cuando el centro de coordinación de emergencias del 112 Asturias recibió el aviso. En poco minutos se personaron en el número 10 de La Carriona y, siempre según testigos presenciales, se dividieron el trabajo: mientras un profesional utilizaba la autoescalera para rescatar a los tres adultos y la niña, otro bombero se aventuró en solitario a apagar las llamas que se originaron en una especie de ropero de la vivienda; el tercero se quedó en el camión realizando diversas tareas. «Lo apagaron pronto y cuando llegaron el resto de camiones ya no fue necesaria su intervención», manifestaron los vecinos, en alusión a los efectivos desplazados de La Morgal. Tras extinguir el fuego, los bomberos comprobaron con la cámara de imágenes térmicas que no quedase ningún foco de calor y realizaron tareas de ventilación y desescombro. A las nueve y media de la mañana los bomberos dieron por finaliza su intervención con el retorno a sus bases.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine