14 de julio de 2012
14.07.2012
Castrillón

A la playa aunque falte el sol

Los socorristas atendieron en junio a 137 bañistas, una cantidad similar a la del mismo mes de 2011 y superior a la de 2010

14.07.2012 | 02:00
Un socorrista vigilando la playa de Salinas el pasado mes de junio.

Piedras Blancas,


Inés MONTES


El mal tiempo de los últimos días y la merma de bañistas en las playas castrillonense no han repercutido en la rebaja de las incidencias en los arenales, y los socorristas han atendido a decenas de bañistas. Según los datos del mes de junio hechos públicos por el coordinador del servicio municipal de salvamento y socorrismo, Ignacio Flórez, el personal atendió a un total de 137 bañistas, una cantidad similar a la del mismo mes del año pasado e incluso superior a la de junio de 2010, mes en el que los socorristas atendieron a 103 usuarios de los arenales.


La playa de Salinas-El Espartal ha sido el pasado mes en la que más intervenciones realizaron los socorristas: un total de 80. Le siguieron San Juan con 33 y Santa María del Mar con 12. En Arnao fueron atendidos ocho bañistas y otros cuatro en Bayas. El servicio de salvamento en Bahínas y Munielles no comenzó hasta el 1 de julio, por lo que aún no hay datos de las intervenciones de los socorristas.


El personal de salvamento rescató del mar a 10 bañistas: cinco en San Juan, cuatro en Salinas-El Espartal y uno en Bayas. No obstante, el mayor número de intervenciones, 77, fueron para atender a usuarios de las playas que sufrieron lesiones por picaduras o mordeduras de animales marinos. Además, 33 personas sufrieron heridas y contusiones sobre todo en El Espartal, San Juan y Santa María del Mar.


El servicio de salvamento municipal cuenta esta temporada con un operativo de 36 personas más el coordinador. Los puestos de salvamento de San Juan y El Espartal cuentan con seis socorristas cada uno; el de Salinas, con tres o cuatro; en Bayas hay cuatro; en los arenales de Arnao y Santa María del Mar hay dos socorristas en cada playa. Los meses de julio y agosto, todos los días, están atendidas Munielles y Bahínas. En todos los puestos de salvamento hay botiquín de primeros auxilios y equipos de oxígeno. Además, hay botiquines médicos para que puedan usarlos los sanitarios y dos desfibriladores.


El Ayuntamiento de Castrillón ha destinado este año una partida de 200.000 euros para hacer frente a los gastos de personal. De esa cantidad el Principado, a través del Plan Sapla (Salvamento en Playas), aporta el 23 por ciento, es decir, algo más de 50.000 euros.


La temporada oficial de salvamento del Plan Sapla comenzó el pasado 9 de junio y se prolongará hasta el 9 de septiembre. No obstante, el Ayuntamiento, un verano más, organizó un retén a principios de junio y lo mantendrá del 9 al 30 de septiembre. «Hemos hecho un esfuerzo económico pero creemos que es necesario mantener la atención en las playas más allá de la temporada oficial», señaló la concejala de Interior de Castrillón, Mayka Barros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook