20 de septiembre de 2012
20.09.2012

La familia de una anciana ya fallecida denuncia al banco por «quitarle» sus ahorros

«Ella creía que tenía el dinero a plazo fijo y eran bonos convertibles», afirma el hijo

20.09.2012 | 02:00
José Manuel Cámara, en una de sus protestas.

Marta PÉREZ

«Pregúntame que le hizo el banco a mi madre». El periodista José Manuel Cámara Sáez es, desde que falleció su madre el pasado mes de mayo, un hombre-pancarta. Recorre las plazas de España con un peto rotulado con esta frase exhortativa para informar a los ciudadanos de que a su difunta madre el banco pudo haberla estafado. También para buscar más víctimas. Su particular campaña terminará el viernes próximo en Avilés, donde empezó todo. Inés Sáez Gómez vivía en la ciudad; cuando falleció tenía 79 años y una cuenta casi sin saldo en el banco. «La convencieron para que invirtiera en bonos convertibles en acciones, y ella pensaba que tenía el dinero a plazo fijo. Creemos que la estafaron. Invirtió 31.000 euros en 2009 y hoy sólo quedan 8.700», denuncia su hijo.


«Mi madre acabó el Bachillerato pero no tenía ninguna formación financiera. Sólo recordaba muy bien cómo ella y mi difunto padre perdieron casi toda una herencia por invertir en Bolsa antes de la crisis del petróleo de los años setenta. Mi madre no quería ni oír hablar de acciones», afirma Cámara. El hijo asegura que «un audaz trabajador» de una sucursal bancaria en Avilés la convenció para que invirtiera en bonos convertibles sin saber de qué se trataba. «Mi madre perdió, sin haberlo sabido, 22.300 euros», sostiene José Manuel Cámara.


«Mi madre murió el pasado 12 de mayo. Vivía con mi hermana en Avilés. Un mes antes de morir, mi hermana y mi madre vieron en la tele un reportaje sobre el timo bancario de las llamadas participaciones preferentes. Mi hermana le preguntó a mi madre si ella tenía algo parecido en banco. Y mi madre aseguró que no. Sin embargo, mi hermana le mandó a mi madre a que fuese a confirmarlo a su sucursal en la calle Severo Ochoa. Allí le dijo una empleada que estuviese tranquila, que lo tenía todo en depósito a plazo fijo como ella quería. No contenta con la explicación, un día después fue mi hermana al banco, donde le repitieron la misma milonga», explica el hijo de la mujer. «Afortunadamente, mi madre se murió sin saber qué tipo de personas eran los del banco», añade. José Manuel Cámara ha interpuesto acciones judiciales contra el banco, que ya se ha puesto en contacto con sus abogados. El próximo viernes volverá a ponerse su peto-pancarta para protestar ante la sede del banco en Avilés, en La Cámara, y luego ante la sucursal de la que su madre era cliente, en Severo Ochoa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído