31 de marzo de 2013
31.03.2013

El Bollo ya anima las calles de Avilés

La programación festiva arranca con un concurso de mastines, muestras de arte popular, pruebas deportivas y la tradicional cena de cofrades

31.03.2013 | 00:00

Myriam MANCISIDOR


De gran talla, bien proporcionado, potente y musculado. ¿El esqueleto? Compacto. Son apuntes extraídos de la programación de las fiestas del Bollo, que se estrenó ayer con la celebración del I Concurso monográfico del mastín español «Villa de Avilés», que se desarrolló, para evitar las inclemencias meteorológicas, en el patio del colegio Palacio Valdés en lugar de en el parque de Ferrera como estaba previsto. Numerosos ejemplares se presentaron al certamen organizado por la Asociación Asturiana de Mastín Español («Asame») con la esperanza de obtener premio. El jurado valoró la apariencia general, así como las orejas, lomo, grupa, cola, labios o pies de estos animales de gran tamaño siempre ligados a la trashumancia ganadera.


«Ginebra» y «Flor de Toranzo» (Cantabria) -hembras, hermanas de cinco meses- fueron dos de las perras de raza mastín español ganadoras de trofeo. La programación festiva, en plena resaca de la Semana Santa, siguió en la plaza de Álvarez Acebal, donde a mediodía se inauguraron la V Muestra d'Oficios Tradicionales Asturianos y la IV Feria de alfarería tradicional «Villa de Avilés», que continúan hoy. En esta última participan artistas llegados a la ciudad de Badajoz, Alicante, Zamora o Llamas del Mouro (Asturias), entre otras provincias, que muestran sus mejores trabajos. Vasijas, fuentes para servir lechazo, macetas y «gochinos ahorradores» son algunas de las piezas que se pueden adquirir en el mercado.


A pocos metros, un grupo de artesanos, la mayoría de ellos miembros de una asociación sin ánimo de lucro que intenta dar a conocer distintos oficios, elabora piezas en vivo. Alfredo Martínez, de Navaral (Tineo), trabaja, por ejemplo, la forja y la hojalata. «Intentar vivir de la venta de estas piezas es prácticamente imposible», asegura este hombre, que destaca el interés que muestra la gente al conocer los oficios de antaño. «Los que nunca lo han visto se extrañan y se sorprenden también quienes conocen el trabajo y lo ven de nuevo», puntualiza. En el certamen participan Celestino Linde, «navayeiru» de Allande; Ana Gayo, texedora de Paredes (Valdés); Vicente Alba, cesteiru; Leonides Rodríguez, filandera; José Gancedo y Agustín Cabezas, madreñeiros o Arturo Iglesias, cunqueiro de Grandas de Salime. La muestra la completa un chigre, donde ayer un grupo de actores interpretaba a unos jóvenes en el vermú de media mañana, con vino de jarrillo.


Hubo también, durante el día, actividades deportivas y los cofrades del Bollo abrieron, a su vez, las fiestas con la tradicional cena de cofrades en la que entregaron el premio «Adelantado de Avilés» a la Asociación de Donantes de Sangre de Avilés y Comarca «por su sobresaliente labor altruista y solidaria». La encargada de leer el pregón fue la abogada Ángeles Sánchez. La noche estaba previsto que la amenizara la orquesta «Élite», en El Parche.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook