12 de junio de 2013
12.06.2013
40 Años
40 Años
Castrillón

ANA desconfía del vínculo del ex presidente del TSJA con la promotora inmobiliaria del Espartal

Vallina advierte de que quien presente alegaciones «basadas en argumentos calumniosos deberá responder por ello»

12.06.2013 | 00:00
A la derecha, la finca municipal y a la izquierda, la de Aldergarten.

Salinas,


E. CAMPO / I. MONTES


La Asociación Asturiana de Amigos de la Naturaleza (ANA) alegará también contra el plan del Espartal, acordado por el gobierno con la empresa Aldergarten para permutar dos fincas situadas en el entorno dunar de tal forma que se pueda construir en la que, de las dos, está más lejos del mar. Bajo el lema «Ni un ladrillo más en El Espartal», la asociación que preside Carlos Lastra pide la máxima protección para todo el espacio dunar para que pueda sobrevivir este espacio natural. Pero hay más. Según fuentes de ANA, alguien debería de aclarar la vinculación del ex presidente del TSJA -y fundador de la Asociación Profesional de la Magistratura-, Julio Lagares, con la empresa Aldergarten. Lagares es la persona que firmó el convenio con el Ayuntamiento en representación a la promotora urbanística y, según opinan algunas fuentes consultadas, es un «escándalo» que se marque de este modo en favor de un proyecto tan controvertido. Por eso los ecologistas piden aclarar desde cuándo está Lagares vinculado a los intereses de Aldergarten, cuyos litigios con el Ayuntamiento de Castrillón duran años.


Uno de los apartados de la alegación de ANA se refiere a la hipoteca de 1,5 millones de euros que pesa sobre la finca propiedad de Aldergarten, y subraya que la compensación acordada con la empresa es de 37.500 euros. «¿Dónde está ese beneficio tan evidente para el Ayuntamiento?», pregunta la asociación. Además apunta posibles «amenazas y chantajes de empresarios, políticos irresponsables y hasta técnicos del Principado para permutar».


Además de ANA, hasta ahora también han presentado alegaciones al convenio urbanístico Asturiana de Zinc (Azsa), el Colectivo Ecologista de Avilés y el grupo de ornitología Mavea.


La alcaldesa, Ángela Vallina, tras la avalancha de alegaciones al proyecto señaló que en la redacción del convenio participaron los servicios técnicos municipales y que el plan fue apoyado en el Pleno por la mayoría de los grupos políticos (excepto el PSOE). «Toda persona o entidad tiene derecho de participar en el proceso de aprobación del convenio, pero sin que ese derecho se convierta en un modo de calumniar o difamar a nadie. Quien sostenga lo contrario con base en argumentos calumniosos deberá responder de ello», dijo. Y es que el Colectivo Ecologista habló de «pelotazo».


Vallina insistió en que, con el convenio, el Ayuntamiento despeja cualquier riesgo derivado de una decisión judicial contraria a los intereses municipales y permite recuperar para el patrimonio municipal una finca de alto valor ambiental que linda con el Monumento Natural.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído