19 de marzo de 2014
19.03.2014
Tensión en el Cantábrico

La flota vasca podrá pescar xarda 36 días, cuatro veces más que la asturiana

El Gobierno hace oficial el reparto asimétrico de la caballa e insiste en que fruto de las "concesiones" el cupo pesquero del Principado aumenta un 50%

19.03.2014 | 01:42
Cajas de xarda apiladas el año pasado en la rula de Avilés.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente publicó ayer en el "Boletín Oficial del Estado" (BOE) la Orden Ministerial reguladora de la pesca de caballa y jurel para las modalidades de cerco y otras artes en el Cantábrico y zona noroeste de la Península. El borrador de ese texto se envió hace días al sector y a las comunidades autónomas, tras varios meses de reuniones sobre su contenido, y, tal como temían los pescadores y la Administración asturiana, se acabó confirmando el temor de que el Gobierno central se mantendría en sus trece y aplicaría un reparto asimétrico de los cupos de xarda (caballa) y chicharro (jurel) que beneficia al País Vasco y Cantabria en detrimento de Asturias y Galicia.

Según los cálculos que realizan los armadores asturianos y ratifican fuentes de la gran plaza pesquera asturiana, la rula de Avilés, el reparto de los cupos de xarda (la especie de mayor interés comercial en estos momentos del año) que impone Madrid supone que la flota asturiana (a razón de 2.500 kilos por barco y día) agotará sus posibilidades de pesca en nueve días, por los 36 que podrán estar pescando los "arrantzales" vascos. Es decir, la flota vasca multiplica por cuatro los días de faena y, en consecuencia, se garantiza unos ingresos que están a años luz de los que obtendrán los pescadores del Principado.

En esta "guerra de la xarda" que se libra desde el pasado mes de diciembre en aguas del Cantábrico, los pescadores asturianos van de la mano con los gallegos, que también se sienten maltratados por el reparto de cupos del Gobierno, y los vascos cuentan como aliados a los cántabros. Estas alineaciones de ambos bandos son el fiel reflejo del diferente tratamiento que unas y otras provincias tuvieron a la hora de asignar los cupos de xarda y chicharro.

Como acompañamiento a la publicación ayer en el BOE de la orden ministerial reguladora de la costera de xarda y caballa, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente explicó que "se ha establecido una gestión individual de la cuota por buque de cerco, lo que permitirá a la flota pescar la cantidad que le corresponda cuando el recurso esté presente en sus aguas". Para la modalidad de otras artes, añaden las fuentes ministeriales, "el reparto se realiza por provincia, con lo que se evitan desplazamientos costosos e inseguros para embarcaciones de menor porte".

Ahondando en las explicaciones, el departamento de Miguel Arias Cañete señala que "para la flota de cerco se recogen (en la orden ministerial) los porcentajes de reparto acordados en la reunión de diciembre de 2013 y la distribución de la cuota extraordinaria de 13.700 toneladas conseguidas para España en la última reunión de Estados Costeros del Atlántico Noroeste. En otros artes se establece una fórmula mixta y se fijan los porcentajes para caballa y jurel, así como el reparto de cuota de caballa de 14.771 toneladas por provincia". También se contempla, como novedad, una gestión conjunta de la cuota a través de asociaciones profesionales o federaciones provinciales, tal como se está gestionando, con buenos resultados, la cuota de boquerón del golfo de Cádiz.

Para la modalidad de otras artes, el reparto de xarda, según la Secretaría General de Pesca, "se realiza por provincia, con lo que se evitan desplazamientos costosos e inseguros de las embarcaciones de menor porte y la acumulación de descargas simultáneas en los mismos lugares y tiempos, con la consiguiente repercusión negativa en los precios. Se establecen, por tanto, las bases para una gestión racional de la cuota, que tiene en cuenta el interés de esta pesquería para un elevado número de barcos con amplia distribución geográfica y las solicitudes del sector".

La orden ministerial recoge el supuesto acuerdo adoptado por las comunidades autónomas de Cantabria, Asturias, País Vasco y Galicia, y el sector pesquero del caladero nacional del Cantábrico y Noroeste, en la reunión celebrada el pasado 20 de diciembre. En ese acuerdo que Madrid da por firme se establecieron las cantidades de xarda que podrían pescar las flotas de cada una de las cuatro comunidades autónomas sobre la base de una combinación de criterios históricos y socioeconómicos. Fruto de aquella reunión y siempre según el Ministerio, "se consensuó también un acuerdo entre las comunidades autónomas implicadas para hacer concesiones de forma que Asturias pudiera aumentar su cuota un 50 por ciento".

Semejantes afirmaciones de los responsables ministeriales no hacen más que verter gasolina en el polvorín que es en estos momentos el sector pesquero asturiano dependiente de la xarda. Desde la Secretaría General de Pesca del Principado al último puerto de la región brotan las críticas a los responsables pesqueros estatales, a los que en unos casos se acusa de mentir -así se expresó el mismísimo director regional de Pesca, Alberto Vizcaíno- y en otros se conmina a "dejar de tomar por idiotas a los pescadores asturianos". Y, mientras tanto, la flota de cerco sigue en huelga; la de bajura, expectante; el mercado, a la espera de novedades sobre una especie de temporada, y el conjunto del sector, dispuesto a recrudecer las movilizaciones que ya protagonizaron en días pasados aunque -a la vista de los hechos- con poco o ningún éxito.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook