Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El mejillón silvestre, especie resistente a la polución

La proliferación de mejillones silvestres en las márgenes de la ría de Avilés no es un sinónimo de limpieza de las aguas. Y es que este organismo es muy resistente a la contaminación, según explicó ayer el investigador del Instituto Español de Oceanografía Juan Bellas. "El mejillón es el organismo indicador de la contaminación por excelencia. Es un organismo sésil, filtrador y ubicuo que tiene capacidad para acumular concentraciones elevadas de contaminantes". Esas características hacen que sea idóneo para este tipo de estudios, junto a su proliferación en toda la costa. Bello concretó: "Nosotros hacemos todo el programa de seguimiento con mejillones silvestres, que no se comercializan ni se debieran consumir. Que alguien vaya los coja y los lleve para casa es otra historia".

Compartir el artículo

stats