Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El gobierno celebra el avance en la tramitación de la perrera de Tamón

Avilés tiende la mano para colaborar con la fundación que impulsa el albergue, la Protectora de Animales de Asturias

El gobierno avilesino celebra el avance en la tramitación de una perrera que, aunque ubicada fuera de los límites de la comarca, podría venir a dar una respuesta a la necesidad de una instalación de este tipo en el entorno de Avilés. El Ayuntamiento de Carreño acordó hace unos días en el Pleno municipal la aprobación inicial de un albergue de animales en Tamón, decisión tomada gracias a los votos de PSOE e IU y que ha sido criticada duramente por la oposición en Carreño, que lo ve como una imposición política al servicio, precisamente, de Avilés.

El albergue está impulsado por la Fundación Protectora de Animales de Asturias, que pretende construir la instalación en terrenos próximos a Corvera. El concejal de Urbanismo, Teófilo Rodríguez, subrayó ayer la "satisfacción" de esta iniciativa privada. "Mantuvimos contacto con esta fundación ya hace tiempo y tenían mucho interés en poner en marcha el albergue". El edil añadió que lo más importante es que la tramitación se pueda completar cuanto antes y comience la obra. "Cuanto primero se inicie, mejor. Lo deseable es que se pongan los medios para solucionar los problemas que hay. Sería un gran logro que se pusiera en marcha".

La intención del gobierno avilesino es negociar un convenio con la sociedad protectora para cubrir de esa manera las necesidades del concejo en materia de atención a los animales domésticos. "La cuestión de interés es que se construya la perrera lo antes posible y que dentro de la actividad de ellos encaje bien el convenio con los ayuntamientos", deseó Teófilo Rodríguez.

Avilés lleva más de dos décadas con la perrera como tarea pendiente en su lista de obligaciones. Sin embargo todas las vías exploradas fracasaron hasta ahora. Fue también uno de los grandes empeños de IU mientras formó coalición de gobierno con el PSOE. Ahora una iniciativa privada podría facilitar una solución definitiva a este problema.

El proyector para la perrera consta de una clínica-vivienda de 183 metros cuadrados, un edificio central de recepción y servicios de 153 metros cuadrados, cuatro perreras con capacidad cada una para 40 animales y una gatera para ocho. La Protectora nació en 2012 y todavía no dispone de un centro de adopciones.

Compartir el artículo

stats