10 de enero de 2015
10.01.2015

El pacto entre PSOE y PP permite ampliar las ayudas a familias sin recursos

El acuerdo presupuestario se basa en propuestas "realistas" y que no rompen con las líneas de los últimos años, sostienen los socialistas

10.01.2015 | 01:05
La alcaldesa, Pilar Varela, y el portavoz del PP, Constantino Álvarez, en el Ayuntamiento.

Los vecinos de Avilés que sufran una situación económica complicada pueden tener casi todos sus problemas de vivienda cubiertos si solicita el apoyo municipal. Hasta ahora, el Ayuntamiento concedía ayudas para el pago del alquiler o la hipoteca, el abono del recibo del agua y de la contribución (IBI social) y el reenganche de la luz y el gas en aquellos casos de corte por impago de los recibos. Tras el acuerdo histórico en la ciudad entre el PSOE y el PP para sacar adelante el presupuesto de 2015, aquellos vecinos con escasos recursos también podrán solicitar ayudas de emergencia para abonar los gastos de luz y gas antes de que se produzca el corte del suministro.

Para ello, se incorporará una partida de 40.000 euros en las cuentas. Ese montante se incorpora a los 420.000 euros de ayudas de emergencia y a los otros 30.000 euros para las subvenciones al IBI social, que además podrá solicitarse durante todo el año. Ese tipo de ayudas sociales suman un 9 por ciento más que en el presupuesto de 2014. "Avilés será pionero en regular a través de una partida económica las ayudas al pago de la luz y el gas. Aquellas familias con pocos recursos podrán destinar todos sus ingresos a la alimentación ya que el resto lo podrán tener cubierto por el Ayuntamiento", afirmó ayer Constantino Álvarez, portavoz municipal del PP.

Tanto el edil popular como la concejala de Hacienda, Ana Concejo, valoraron el acuerdo alcanzado, que permitirá que Avilés disponga de un presupuesto de 61,9 millones de euros, con 2,3 millones de euros para inversiones. "Teníamos un especial interés en llegar a acuerdos ya que era perjudicial para Avilés no contar con presupuesto. Una prórroga supondría renunciar a casi tres millones de euros en proyectos, programas e inversiones con respecto a las cuentas presentadas para 2015", afirmó Concejo. La edil socialista recalcó que para el gobierno local el acuerdo con alguno de los partidos tenía que ser "realista" en cuanto a las pretensiones y "no suponer una ruptura" respecto a los presupuestos aprobados en los últimos ocho años, con unas líneas prioritarias, como el Bienestar Social. Las cuentas se aprobarán en un pleno ordinario convocado para el 23 de enero.

"Desde el inicio, ni IU ni Foro estaban en disposición de negociar porque planteaban cuestiones absolutamente inasumibles, la mayoría ya rechazadas en plenos a través de mociones. La única posibilidad de acuerdo se planteó con el PP que nos presentó una serie de medidas que presentaban dificultades", explicó Concejo. La más importante era la liquidación de la Mancomunidad, que finalmente no fue obstáculo para el acuerdo: "Hemos ido avanzando poco a poco, con mucha buena voluntad".

Otra de las propuestas del PP era reforzar la partida de fachadas relacionándolo con la eficiencia energética. Para ello se añadieron 100.000 euros a la partida de rehabilitación de fachadas y se incluye en la convocatoria las obras de las comunidades de propietarios destinadas a la mejora de la eficiencia energética de los edificios. En ese sentido, las ayuda también las pueden solicitar aquellos vecinos que no puedan hacer frente a la derrama por esos trabajos y también los residentes que no tengan caldera o calefacción en sus viviendas y no la puedan instalar por falta de recursos. "Es una obra particular pero entendemos que en estos momentos de crisis la energía es un elemento fundamental para la calidad de vida y muchas personas tienen enormes dificultades de acceso a ella", explicó la edil socialista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook