06 de febrero de 2015
06.02.2015
Los planes de la Autoridad Portuaria

El Puerto podrá dragar 325.000 metros cúbicos de la ría sin informe ambiental

El Ministerio da luz verde al proyecto que permitirá aumentar el calado en los nuevos muelles de Valliniello, que se ejecutará este año

06.02.2015 | 02:23
Actividad en los muelles de Valliniello ayer por la tarde.

La Autoridad Portuaria podrá dragar 325.000 metros cúbicos de árido y fango de la ría sin necesidad de contar con un informe de impacto ambiental. El Ministerio de Medio Ambiente ha dado luz verde al proyecto que permitirá aumentar en un metro el calado de la ría (pasará de 11,50 a 12,50 metros) en la zona que comprende el círculo de maniobra y el canal de acceso a los nuevos muelles de la margen derecha, sin necesidad del procedimiento de evaluación de impacto ambiental. "Con esta autorización esperamos aprobar y sacar a licitación en el Consejo de administración de marzo las obras de dragado del círculo de maniobra. El plazo de ejecución es pequeño, de alrededor de un mes, por lo que pretendemos acometer el proyecto a lo largo de este año. Resulta fundamental para la operatividad de los muelles de Valliniello", explicó el presidente de la Autoridad Portuaria, Santiago Rodríguez Vega.

La ría avilesina no se somete a un dragado de este tipo desde 2008, cuando se extrajeron 99.983 metros cúbicos de material por mantenimiento y 178.250 por obras. El volumen de dragado calculado en esta ocasión por obras es de 325.084,76 metros cúbicos de material, compuesto en su mayoría por arena y fango. Esta actuación supone el culmen de la segunda fase de ampliación de los muelles por la margen derecha, donde el calado es de 14 metros. Estos trabajos permitirán que el Puerto avilesino pueda admitir buques de mayor tamaño, así como el incremento de la seguridad al tener un mayor resguardo con la carrera de marea respecto a la maniobra de buques que entren y salgan al Puerto.

Dadas las características del material a extraer, los trabajos se efectuarán con una draga de succión, y el árido se verterá a entre 17 y 35 metros de profundidad frente a la ensenada de Xagó, tradicionalmente utilizada por el Puerto de Avilés. Ese material, una vez depositado en este punto de vertido, se cubrirá con 75.000 metros cúbicos de arenas limpias procedentes de la barra y el canal de entrada al puerto de Avilés. Para depositar el sedimento se utilizará una técnica novedosa que consiste en la instalación de una monoboya y una tubería vertical submarina (cuyo extremo inferior estará próximo al fondo marino) en cuyo extremo superior se acopla la conducción de vertido de la draga. Todas estas operaciones se realizarán preferentemente fuera de la temporada de baños, según recoge el proyecto, y en caso de que los trabajos afecten a la calidad de las aguas de baño se suspenderán inmediatamente las operaciones de dragado y vertido.

Son tres los motivos por los que la Autoridad Portuaria ha elegido la ensenada de Xagó para el vertido: Se encuentra dentro de la zona tradicional de vertido de los materiales de dragado del Puerto desde hace más de 35 años, siguiendo las recomendaciones de Puertos del Estado; todos los informes de administraciones locales, regionales y estatales han sido favorables a la utilización de esta zona para la gestión de los materiales dragados, y por la ausencia de ecosistemas sensibles o de gran valor ecológico, áreas de freza o itinerarios de migración.

Ecologistas y geólogos llevan años advirtiendo de que los dragados en la ría tienen un impacto directo en el entorno, como la pérdida de árido en las playas de San Juan y Salinas. Los ingenieros del Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (Cedex) del Ministerio de Fomento concluyeron en 2010 que la playa de Salinas pierde arena por varios factores, entre ellos los dragados de la ría de Avilés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook