DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La bolsa de 2.000 millones para la pesca "es inútil sin cupos", advierte el sector

Los pescadores proponen dedicar el dinero que inyectará Europa a costear paradas biológicas y se contradicen al apoyar desguaces y barcos nuevos

Compradores de pescado, arremolinados alrededor de cajas de xarda en la rula de Avilés.

Compradores de pescado, arremolinados alrededor de cajas de xarda en la rula de Avilés. RICARDO SOLÍS

España contará en los próximos ocho años con 2.000 millones de euros para fomentar una pesca y una acuicultura "competitivas, sostenibles, económicamente viables y socialmente responsables". Los principales interesados en esas medidas del programa operativo de España del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP), los pescadores, aseguran que lo principal es que los barcos tengan las cuotas necesarias para poder mantener su actividad. "Si no conseguimos más cupo, lo mejor que pueden hacer es devolver ese dinero. Si no hay cuota, da igual lo que hagan", aseveró Fidel Álvarez Garaot, patrón mayor de la cofradía de pescadores "Virgen de las Mareas". Así, urge más posibilidades de pesca para la caballa o la merluza y un reparto "equitativo y justo" para España y las comunidades autónomas.

Además de cuotas, los profesionales de la mar proponen que con ese montante se sufraguen ayudas a la construcción de barcos nuevos y la modernización de la flota; y también para hacer paradas biológicas para la recuperación de caladeros. Algunos de ellos, no obstante, plantean subvenciones para el desguace de embarcaciones, entre otras medidas.

Según explicó el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el compromiso financiero implica que España podrá disponer para la gestión del fondo pesquero de más de 1.000 millones de euros procedentes del presupuesto comunitario, a los que se unen 398 millones de euros aportados por la Administración General del Estado y las comunidades autónomas. A esa cifra se suma la contribución privada, que eleva la financiación a una cantidad superior a los 2.000 millones de euros hasta el 31 de diciembre de 2023. El plan, además del fomento de la pesca, persigue impulsar la aplicación de la Política Pesquera Común y de la Política Marítima Integrada mediante el apoyo de un desarrollo territorial equilibrado e integrados de las zonas pesquera y acuícolas.

Álvarez Garaot y Dimas García, presidente de la federación de cofradías de Asturias discrepan de la idoneidad de apoyar o no los desguaces de barcos. Así, mientras que el primero aseguró que eliminar la embarcación supone perder empleos y cerrar empresas, el segundo afirmó que es la única forma de que los barcos "no estén muertos de risa". "No hay relevo generacional y la situación está muy mal. Hay barcos parados con los que no se puede hacer nada", aseveró García. Sí apuesta, como el patrón mayor de "Virgen de las Mareas" por apoyar la modernización de barcos. "Mejoraría las condiciones de trabajo de los profesionales. Se tendría que destinar más dinero a modernización; ahora dan una ayuda del 40 por ciento y se tendría que subir hasta el 60 por ciento", señaló Álvarez Garaot.

Respecto a las paradas biológicas remuneradas, los pescadores consideran que las vedas controladas permitirían mejorar los caladeros de especies como la sardina, el rape o la merluza del sur, que están muy mermados según los científicos. "Que el dinero se destine a pagar esas paradas permitiría recuperar las especies sin que los pescadores se mueran de hambre. Eso, además, permitiría aumentar las cuotas", recalcó el presidente regional de cofradías.

Compartir el artículo

stats