06 de diciembre de 2016
06.12.2016
CASTRILLÓN

Comienzan los trabajos para eliminar la humedad del monasterio de la Merced

Las obras de rehabilitación del cenobio de Raíces Viejo, que data del siglo XV, terminaron hace una década, pero el edificio nunca llegó a abrirse al público

06.12.2016 | 01:56
El monasterio de la Merced en Raíces Viejo.

Los trabajos para eliminar las humedades del monasterio de la Merced de Raíces Viejo comenzaron ayer tras obtener el Ayuntamiento de Castrillón el visto bueno de Patrimonio al proyecto. Las obras consisten en aligerar las paredes de la carga y airearlas, una intervención poco agresiva para el histórico inmueble. Asimismo se cambiará la instalación eléctrica y la iluminación. El edificio se rehabilitó hace una década y jamás abrió al público. El coste de las obras rondó entonces los 410.000 euros.

El presupuesto municipal de este año incluyó una partida económica de 21.900 euros para las obras. El gobierno castrillonense de IU encargó hace más de dos años un informe técnico sobre el estado de conservación del monasterio con el objetivo de dinamizar el área de rehabilitación integral (ARI) de Raíces Viejo e incluirlo en el itinerario de las visitas turísticas al castillo de Gauzón. El estudio técnico concluyó que las humedades afectaban a gran parte del convento del siglo XV incluido en el Inventario del Patrimonio Arquitectónico de Asturias con un grado de interés alto.

Un equipo de arqueólogos dirigido por Iván Muñiz y Alejandro García inició en julio de 2005 las labores de limpieza del monasterio de la Merced. En aquel verano, los expertos encontraron además de la fachada del palacio, 13 enterramientos que fueron datados entre los años 1200 y 1700. El descubrimiento fue tan importante que estuvo trabajando en Raíces Viejo un equipo de expertos que también había participado en el yacimiento de Atapuerca (Burgos). El monasterio fue una iglesia prerrománica de la orden de Santiago, pero de esa etapa no se conservan restos. Los primeros vestigios del siglo XV son los que se descubrieron en el año 2005; el monasterio fue refundado en ese periodo por Fernando González de Oviedo, que cedió su gestión a la orden de los franciscanos. En el siglo XVI se hizo cargo del monasterio la orden de los mercedarios.

La importancia de los hallazgos propició la ejecución del ARI de Raíces Viejo, en la que se incluyó la rehabilitación del monasterio que dirigió el arquitecto Félix Gordillo y la restauración del centro histórico de Raíces Viejo con un presupuesto que superó los 400.000 euros. Asimismo, en 2007 comenzaron las excavaciones en el Peñón de Raíces que permitieron sacar a la luz el castillo de Gauzón, dirigidas por Iván Muñiz y Alejandro García.

Los importantes hallazgos que deparó la fortaleza medieval propició que en el verano de 2009 el Ayuntamiento pusiera en marcha visitas guiadas a Raíces Viejo y al castillo de Gauzón, pero ya entonces el monasterio de la Merced quedó fuera del itinerario; los turistas solo pudieron contemplarlo desde fuera.

Para comprobar si después de los trabajos que se están acometiendo desaparece la humedad del vetusto edificio habrá que esperar aún algunos meses. El monasterio se asienta sobre un terreno muy arenoso y a pocos metros del cauce del río Raíces, circunstancias que dificultan el combate contra las humedades, según los técnicos.

El gobierno local confía en que el próximo verano se pueda incluir al fin La Merced en el itinerario de las visitas guiadas al castillo de Gauzón. Asimismo, está previsto dotar de mobiliario el monasterio para que pueda acoger actividades culturales dada su proximidad con las localidades de Salinas y Raíces Nuevo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook