06 de diciembre de 2016
06.12.2016

España defenderá en Bruselas el aumento de cupos de pesca, sobre todo de merluza

"No es razonable que los científicos propongan 8.000 toneladas de capturas y que la UE las reduzca a 4.000", expone la consejera asturiana

06.12.2016 | 01:56
Descarga de pescado en la rula de Avilés.

España defenderá en Bruselas una mejora de las cuotas pesqueras y "aumentos sensibles" en algunas especies, como la merluza en aguas ibéricas, que es la que captura la flota artesanal asturiana y para la que se prevé un recorte del 36 por ciento. El Consejo de Ministros de la Unión Europea se reunirá la próxima semana -los días 12 y 13 de diciembre- para negociar los Totales Admisibles de Capturas (TAC) para 2017 en aguas del Atlántico.

"Trasladamos a la Ministra de Agricultura y Pesca, Isabel García Tejerina, la importancia de defender la merluza del stock sur, la de la zona VIIIc, en la que pescan las flotas asturianas de artes menores, volanta y palangre de fondo. Lo que no parece razonable es que si la propuesta del ICES (Consejo Internacional para la Exploración del Mar) es de un TAC por encima de las 8.000 toneladas, la Unión Europea lo sitúe en 4.000. Eso supone un descenso del 37 por ciento sobre un TAC que ya sufrió una caída del 22 por ciento este año", aseguró ayer María Jesús Álvarez, consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales del Principado, tras la reunión del Consejo Consultivo de Agricultura celebrada ayer en Madrid para prepara la reunión europea.

España también pedirá más cuota de la merluza del norte (Gran Sol, Escocia o Irlanda). Se plantea una subida del 2,8 por ciento, aunque el Ministerio solicitará más porque en este caso, al igual que el gallo, se deben tener en cuenta la revisión de los cupos por las obligaciones de desembarcar capturas en los puertos, debido a la regla contra los descartes.

La Ministra también defenderá en la reunión de Bruselas que a la hora de decidir los TAC primen criterios socioeconómicos y no solo los ambientales. Por ello, solicitará que se flexibilicen los llamados objetivos de rendimiento máximo sostenible (RMS) y que en vez de fijarlos para 2017, se aplace su implantación al 2018, 2019 y 2020, tal y como permite la política pesquera. "Compartimos esa posición del Ministerio, sobre todo por el impacto socioeconómico que estas decisiones tienen sobre flotas artesanales, como la asturiana", añadió la responsable regional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook