08 de diciembre de 2016
08.12.2016

Ciudadanos celebrará una asamblea de afiliados el día 13 para zanjar la crisis

El delegado territorial, Sergio García, y otras dos personas constituirán el órgano de coordinación que regirá el partido en Avilés hasta febrero

08.12.2016 | 01:43
Sergio García.

Los afiliados avilesinos de Ciudadanos ya tienen una fecha que marcar en el calendario. El día 13, el martes de la próxima semana, se celebrará en Avilés -en un local aún sin concretar- una asamblea de afiliados con la que el partido intentará cerrar la crisis abierta en su día por la baja del portavoz municipal, Juan Cuesta, y ahondada ahora por la dimisión de cuatro de los cinco miembros de la directiva, encabezados por la excoordinadora Sonia Arbesuk.

En esa asamblea, los afiliados conocerán al detalle el proceso que ahora se avecina. Y que en líneas generales supondrá el nombramiento de un órgano de gestión temporal que durará apenas hasta febrero, ya que en ese mes se celebrará un congreso del que saldrán unas nuevas normas que regirán la organización. Según informó ayer una portavoz de Ciudadanos, antes del día 19 el delegado territorial de la formación, Sergio García, conformará, junto a otros dos afiliados que él mismo nombre, el órgano de coordinación que tomará las riendas del partido en Avilés hasta febrero.

En el año y medio de historia de Ciudadanos en Avilés los cambios se han sucedido vertiginosos. Primero llegó la decisión de nombrar, a contrarreloj, a un candidato para las elecciones municipales de mayo de 2015. Coincidió además con la vorágine del trasvase de afiliados procedentes de UPyD. El elegido para liderar la lista fue el médico Juan Cuesta, y en dicha candidatura se fueron intercalando los antiguos miembros de UPyD. El número dos fue, precisamente, para la mujer que había sido en los meses anteriores la líder de UPyD en Avilés, Carmen Pérez Soberón, recién llegada a la escena política.

Tras una rápida campaña electoral, Ciudadanos obtuvo un resultado nada desdeñable: dos concejales en el Ayuntamiento de Avilés. Sin embargo, la falta de entendimiento entre ambos ediles, Cuesta y Soberón, pronto fue más que visible y el partido saltó por los aires a raíz de un insulto que el portavoz dedicó a su compañera, por equivocación, en un grupo de Whatsapp equivocado. El partido decidió expulsarlo y Juan Cuesta abandonó su actividad municipal sin dejar, sin embargo, su acta de concejal, que aseguró que retendrá en tanto Ciudadanos no sancione a Soberón por dejación de funciones.

Así las cosas, Carmen Soberón quedó como portavoz, con una directiva que estaba más en sintonía con Juan Cuesta, al menos hasta el momento de la expulsión. Sin embargo se reprodujeron las tensiones entre la portavoz y la directiva, y cuatro de sus cinco miembros presentaron su dimisión. Ahora es el momento de formar un órgano de coordinación provisional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook