13 de diciembre de 2016
13.12.2016

Los concejos de la comarca rechazan los juguetes sexistas

13.12.2016 | 03:23

Las concejalas de Igualdad de los concejos de la comarca (Avilés, Castrillón, Corvera, Gozón e Illas) han firmado un manifiesto conjunto contra los juguetes sexistas: "No podemos permanecer impasibles y, siendo coherentes con los fines que perseguimos, debemos denunciar el sexismo que reflejan los catálogos", señalan las cinco ediles en un comunicado en fechas próximas a la Navidad, cuando la venta de este tipo de artículos se dispara con motivo de la visita de Papá Noel, el Angulero y los Reyes Magos.

"La lucha por la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres requiere de un trabajo transversal donde, desde diferentes ámbitos, se tome conciencia del problema y se traten de llevar a cabo acciones que garanticen una sociedad más justa, como son las medidas en el ámbito legal y laboral, o en el ámbito de la educación y de los medios de comunicación, entre otros", explican las responsables de política de igualdad en los municipios de la comarca.

El objetivo que se plantean desde los cinco municipios es caminar hacia un modelo en el que mujeres y hombres tengan las mismas oportunidades. Esa cuestión "requiere de la coordinación de todas estas medidas, ya que solo así podrán formar parte de un eje transformador que, con el paso del tiempo, produzca importantes cambios entre unas generaciones y otras".

Denuncian que, a su juicio, "se siguen plasmando modelos discriminatorios entre niños y niñas: ellas siguen representando el trabajo doméstico y el cuidado de las personas dependientes, desvinculando totalmente al género masculino de estas tareas. Esto afecta gravemente al aprendizaje y a las posibilidades de desarrollo en igualdad", apuntan.

"Nuestros hijos e hijas seguirán creciendo, como antaño, con estos referentes. Seguirán creciendo en un mundo donde desde muy pequeños les enseñan que por el hecho de pertenecer a un género u otro tendrán estímulos diferentes, capacidades diferentes, colores diferentes -azul para los niños, rosa para las niñas-. Reciben unos valores marcados por las diferencias de género cuando lo cierto es que, tanto mujeres como hombres, tienen capacidad para cocinar, limpiar, cuidar de los hijos e hijas, construir, desarrollar habilidades en las tecnologías, tener gusto por los deportes de toda clase, preferir cualquier color y que no signifique que sea representativo de ningún género... Tenemos las mismas capacidades, pero nos enseñan que somos diferentes", detallan.

"No pretendemos decir lo que se debe regalar, sólo queremos seguir con nuestra labor de señalar la discriminación donde la vemos y corregirla. Vemos con naturalidad que los niños y niñas deben ser felices y que los juguetes son eso: juguetes para divertirse, no para que las niñas aprendan a cocinar o cuidar y que los niños sean ases del deporte, por ejemplo. Los cuidados nos corresponden a todos y todas y, en los últimos Juegos Olímpicos, hemos visto hombres y mujeres sobresalientes", concluyen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído