13 de diciembre de 2016
13.12.2016

"En mi día más feliz me vistieron de ángel"

El "Libro viajero" recoge los relatos que los usuarios del Servicio de Ayuda a Domicilio escribieron a mano a modo de legado literario vital

13.12.2016 | 03:23
El "Libro viajero" y los participantes en la presentación, autores muchos de ellos de los relatos.

"Me llamo Paqui Tiedra y como usuaria del centro de día de La Luz me mandaron escribir sobre el día más feliz que tuve en mi vida. El día de mi primera comunión fue el día más feliz, pues me vistieron de ángel". La emoción se escurre por las letras caligrafiadas de distinto puño que componen el "Libro viajero", una recopilación de buenos momentos -y también desgarros- que se presentó ayer en el Centro de Servicios Universitarios. Sus hojas están escritas por los usuarios del Servicio de Ayuda a Domicilio del Ayuntamiento de Avilés, con el encabezamiento, también en forma de recuerdo, de la Alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín. La iniciativa, impulsada por Azvase, que es la empresa que gestiona este servicio, comenzó como un libro con hojas en blanco que fue pasando de casa en casa.

Monteserín, que asistió a la presentación del libro, aplaudió la idea y compartió con los presentes su recuerdo. "Fue el primer día en que tuve consciencia de lo que es vivir. Un momento luminoso de un día muy bonito en el que cuidaba las vacas con mi abuelo". Los recuerdos que componen el "Libro viajero" son muy variados, y van desde la nostalgia con la que Ángela García recuerda a Pedro, su amigo de infancia, al primer viaje del Imserso en el que participó Joaquín Suárez, el saco de la risa con el que el marido de Dolores Fernández la hizo reir tras una dura jornada laboral, el amor de María López por su esposo, el viaje a Estocolmo de Consuelo Guerra, el nacimiento de la nieta de Carmen Tocino... Historias sin artificio que son ventanas a la vida de personas que demuestran, de esta forma, lo mucho que tienen que aportar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook