14 de diciembre de 2016
14.12.2016
DEPORTES

Craviotto y Toro inician en Avilés el nuevo ciclo de preparación olímpica

Los campeones en Río 2016 tendrán que adaptarse a una nueva distancia al desaparecer del programa el K-2 200

14.12.2016 | 03:17
Desde la izquierda, Pelayo Roza, Cristian Toro, Ana Hevia, Craviotto, Mariví Monteserín, José Luis Gómez, Juan Orillés, Javier Cabañín, Albert Martí y Juan González; detrás, Miguel García y José Ramón Tuero.

Los campeones olímpicos en el K-2 200 metros de Río 2016, Saúl Craviotto y Cristian Toro, iniciaron ayer un nuevo ciclo de preparación con vistas a Tokio 2020. El primer día, como es habitual desde 2007, lo pasaron en la Unidad Regional de Medicina Deportiva de Asturias, ubicada en las instalaciones de la Fundación Deportiva Municipal del Quirinal y estuvo dedicado a los reconocimientos médicos y tests fisiológicos bajo el control del doctor Nicolás Terrados, director de la unidad, y su equipo.

Junto a los campeones, pasaron el reconocimiento médico y las pruebas físicas los jóvenes valores que trabajan en Trasona también a las órdenes de Miguel García: José Luis Gómez González, de Ceuta; Javier Cabañín, de Villaviciosa; Juan González Granado, de Ceuta; Pelayo Roza, de Ribadesella; Juan Orillés, de Villaviciosa; y Albert Martí, de Banyoles (Gerona).

Craviotto, Toro y Miguel García precisaron que el inicio de la temporada va a ser tranquilo. " El objetivo es Tokio está claro, pero no queremos presión y vamos a ir poco a poco", comentó Toro. "Este año quiero tomármelo con un poco de relax, sin tanta presión, pero tenemos europeos y mundiales donde tenemos que intentar estar bien", precisó Craviotto. "Después de la presión del año olímpico, el siguiente suele ser un poco más tranquilo, aunque no siempre lo conseguimos porque los jóvenes llegan con mucha ilusión y eso se contagia", explicó el entrenador luanquín.

Los campeones tendrán que cambiar de prueba porque el K-2 200 desaparece del programa olímpico, pero Miguel García precisa que se adaptarán sin problema a la nueva distancia. "Nos viene hasta bien para motivarnos al afrontar un reto nuevo, y si vuelve el K-4 500 sería una buena noticia para nosotros".

Acompañaron a los piragüistas en el primer día el director general de Deportes, José Ramón Tuero; la concejala de Deportes, Ana Hevia; y la Alcaldesa, Mariví Monteserín, que destacó el trabajo de la unidad, a la que considera "un orgullo para Avilés" por su profesionalidad. "Es uno de los factores positivos de la ciudad", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook