14 de diciembre de 2016
14.12.2016

Piden tres años de cárcel para el dueño de un prostíbulo por vulnerar los derechos laborales

La Fiscalía acusa al empresario y a su administrador de haber tenido trabajando a doce mujeres sin cotizar por ellas a la Seguridad Social

14.12.2016 | 03:17

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita la condena de dos empresarios acusados de tener a doce personas trabajando en un club de Vegarrozadas (Castrillón), donde se ejercía la prostitución, sin estar dadas de alta en la Seguridad Social. El juicio se celebrará hoy en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Asturias, con sede en Oviedo, a las 10.30 horas. Uno de los acusados es el propietario de la empresa, un hombre muy conocido en la comarca con varios locales de ocio y clubes nocturnos donde se ejerce la prostitución, y el otro es su administrador único.

Los hechos que ahora se juzgan sucedieron hace dos años. En una operación de control de extranjería y condiciones de trabajo realizada el 18 de septiembre de 2014, agentes de la Guardia Civil se desplazaron a un club ubicado en Vegarrozadas (Castrillón), local donde se ejercía la prostitución. Los agentes descubrieron a 13 personas trabajando, de las cuales únicamente una camarera estaba dada de alta en la Seguridad Social.

Antecedentes

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito contra los derechos de los trabajadores del artículo 311, párrafo 2, del Código Penal, y solicita que se condene a cada uno de los acusados a 3 años de prisión, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y el pago de una multa de 3.600 euros, con arresto sustitutorio de un día por cada dos cuotas impagadas.

Uno de los dos empresarios acusados fue detenido en una operación similar en 2015 y también el pasado octubre. En el último arresto intervino la Policía Nacional. Los agentes detuvieron al dueño y a la administradora de un club de alterne de Castrillón por un delito contra los derechos de los trabajadores por no dar de alta a algunos de ellos en la Seguridad Social. Según comunicó entonces la Policía Nacional en nota de prensa, la investigación fue llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Jefatura Superior de Policía del Principado de Asturias en estrecha colaboración con la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Asturias, quienes dentro de la función que desarrollan de control y detección de posibles actividades ilícitas entorno a la prostitución.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook