17 de diciembre de 2016
17.12.2016

La Cofradía anuncia a los vecinos del Nodo que está abocada a subir los alquileres

Los inquilinos lamentan la política del presidente del Puerto con respecto a la entidad pesquera: "Si la asfixia, los perjudicados somos nosotros"

17.12.2016 | 03:50

La cofradía de pescadores "Virgen de las Mareas" anunció ayer a los vecinos del Nodo que, en contra de su voluntad, está abocada a subir las rentas a viudas, jubilados y marineros en activo para garantizar la supervivencia de la entidad. La Autoridad Portuaria anunció el mes pasado que retiraba la concesión del servicio de combustibles y la explotación de carburantes a los pescadores, dos de las pocas fuentes de financiación que les quedaban desde que dejaron de gestionar las descargas de pescado en la lonja local, allá por 2009. Solo la pérdida de la concesión del bar -asunto que tratará el consejo de la Autoridad Portuaria previsiblemente el martes- restará alrededor de 100.000 euros en concepto de ingresos a la Cofradía. "Si queremos que la entidad sea viable, ese dinero habrá que sacarlo de otro sitio. Y si bien desde la Cofradía nunca hemos querido subir los alquileres, ahora nos vemos obligados a estudiar esa posibilidad", dijo un portavoz de "Virgen de las Mareas".

Respecto a cómo quedarían los alquileres en caso de aplicarse una subida es algo sobre lo que por el momento prefieren no pronunciarse los gestores. Entre tanto, los vecinos del Nodo que ahora representa Andrea Rodríguez Gándara ya han mostrado su malestar y discrepan de la política de Santiago Rodríguez Vega al frente de la Autoridad Portuaria de Avilés. "Si la Autoridad Portuaria asfixia a la Cofradía, los perjudicados van a ser los vecinos del poblado de pescadores porque se nos van a echar encima", manifestó Gándara, que ayer se reunió con el cabildo. Está esperando, igualmente, un encuentro con Rodríguez Vega "desde hace tiempo".

"En el Nodo hay viudas con pensiones de cuatrocientos euros que ahora mismo pagan unos diez de alquiler y que no podrán hacer frente a una subida", subrayó la líder vecinal. A su modo de ver son "problemas personales entre la Cofradía y la Autoridad Portuaria los que perjudicarán al barrio".

Andrea Rodríguez Gándara fue contundente: "No voy a permitir que perjudiquen a mi gente". En el Nodo habría alrededor de ochenta personas afectadas entre viudas, marineros y jubilados en caso de aplicarse una subida del precio de los alquileres, un porcentaje importante de los vecinos del barrio de pescadores.

La asociación de vecinos del Nodo, en otro orden de cosas, sufrió ayer un robo en su local de la calle Corbeta. Los cacos se llevaron una máquina de coser, una hucha, alrededor de 145 euros y algunos juguetes. Gándara puso el asunto en manos de la Policía Nacional, que se hizo cargo de la investigación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído