20 de diciembre de 2016
20.12.2016

El "quemacontenedores" acepta pagar 4.300 euros por sus actos vandálicos

El joven acusado elude la prisión por carecer de antecedentes penales

20.12.2016 | 03:28

Un joven acusado por quemar dos contenedores el 24 de agosto de 2015 a la altura del número 34 de la avenida Principal de Piedras Blancas, en Castrillón, reconoció ayer ante el juez ser el autor del fuego y, de acuerdo con el Ministerio Público, aceptó el pago de 4.300 euros por prender ambos cubos: 3.600 euros en concepto de multa y alrededor de 720 más de responsabilidad civil. Si bien el fiscal pedía para el "quemacontenedores" cinco años de prisión y una multa de seis euros al día durante veinte meses (3.600 euros), ayer rebajó la pena a dos años. No obstante, se acordó la suspensión de la condena al carecer el acusado de antecedentes penales. El abogado del conocido en Piedras Blancas como el "quemacontenedores", Arturo Alonso Fernández, defendió tras la vista oral que el chico abonó con anterioridad al juicio las cantidades requeridas a Cogersa y a la empresa Ecovidrio (alrededor de 720 euros), que está actualmente trabajando y que sufre una minusvalía.

En su relato, el Ministerio Fiscal destacó que los hechos que llevaron ayer a un joven al Juzgado sucedieron el 24 de agosto de 2015. Entonces, el ahora condenado se dirigió a la zona de contenedores ubicada frente al número 34 de la avenida Principal de Piedras Blancas donde prendió fuego con un mechero a unos papeles que había dentro del contenedor de plásticos de forma tal que éste se incendió, propagándose el fuego al contenedor de vidrio anejo. Igualmente, siempre según el relato de fiscalía, el tres de septiembre el joven prendió fuego al contenedor de recogida de residuos orgánicos "aprovechando idéntica ocasión y del mismo modo".

Cogersa elaboró entonces el informe de valoración de daños reclamando solo los causados el 24 de agosto. En aquella fecha, el fuego provocó la necesidad de sustituir los dos contenedores afectados y valoró el coste de reposición del contenedor de envases en trescientos euros, el de vidrio en 426 y el coste del viaje de reposición en algo menos de cien euros (99,94 euros). Los destrozos causados el día 3 de septiembre no obligaron a la sustitución del contenedor quemado en la medida que este resultó solo ligeramente afectado.

El joven autor de estos hechos acudió a la vista oral que se celebró ayer en el Juzgado de lo Penal número 2 como autor de un delito continuado de daños por incendio. Sus actos crearon una importante alarma social durante varios días, así como varias denuncias ciudadanas. Además, obligaron a actuar a los bomberos y a las fuerzas de seguridad. Todas estas acciones vandálicas tuvieron lugar en el concejo de Castrillón. Varios vecinos avisaron a la Policía Local después de cada uno de ellos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído